Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 2 de mayo de 2012

Día Mundial de la Libertad de Prensa



Autora :  Doris Sánchez

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 1993, el día 03 de mayo como el  “Día Mundial de la Libertad de Prensa”  con la idea de “fomentar la libertad de prensa en el mundo, al reconocer que una prensa  pluralista e independiente, como un componente esencial  de toda sociedad democrática”.

Hace falta un urgente cambio social y político que permita a los profesionales de la comunicación  transmitir a los demás con criterio propio la información sin alteraciones que siempre obren a favor de los que tienen el poder.

Ya es hora de que pasemos de publicaciones censuradas, multadas o suspendidas,   medios de comunicación clausurados, periodistas, editores y publicadores amenazados, acosados, desaparecidos, detenidos, encarcelados y hasta juzgados o deportados de países donde no existe una prensa libre, países en los que se urge iniciativas  legislativas con miras a limitar la libertad de prensa, y  en casos específicos   son muchos los periodistas que han sido asesinados o  están en paradero desconocido.  En 2011 fueron detenidos 1,000 periodistas y 500 fueron a prisión con condena.  Son muchos los periodistas españoles y del mundo los que han perdido la vida en el desempeño de su trabajo lo que para mi entender es una gran pena pero al menos nos quedan sus recuerdos, sus publicaciones, esas fotos tan entrañables que hablan por sí mismas, esos reconocimientos post  mortem,  que a veces no consigo entender porque  otorgárselos en vida  hubiese sido  mucho mejor.

Los medios de comunicación en España  se han visto precisados a despedir a muchos profesionales del periodismo, algunos muy destacados hasta galardonados a nivel nacional e internacional, la crisis se ha cebado con este factor que además debemos añadir la información digital que de alguna manera a mi entender obra en su perjuicio.  En lo que llevamos de crisis, más de 6,000 periodistas  han perdido su empleo en España.  La falta de apoyo económico está haciendo desaparecer periódicos y hasta programas de debates radiales y televisivos, retirándole los anuncios como medida represiva si tocan la sensibilidad de alguien importante.

Los estudiantes de periodismos y los ya graduados,  tienen que afrontar  unos nuevos perfiles que son requeridos en apego a la ética profesional y algo más.  Es una carrera más que conlleva muchas horas de estudios, mucho estudiar para sacarse un título y luego de ello encontrar la oportunidad de adquirir la experiencia profesional. 

No puedo dejar de mencionar a la gente que sin tener la titulación está ocupando lugares  en los medios de comunicación, que deberían ser exclusivos   para  profesionales. Gente salida de  concursos o recomendados por alguien influyente;  chicos  y chicas muy guapas pero carentes del menor  grado académico.
Felicito sinceramente a todos los que trabajan los distintos medios de comunicación, prensa radial, escrita, televisiva, lenguaje de signos entre otros, especialmente a todos esos profesionales que han quedado sin empleo aún siendo valorados por sus anteriores contratantes,  porque entiendo que  su despido no ha sido nada personal.  A los familiares  que han sufrido la  pérdida de algún ser querido  en cumplimiento de de su deber profesional, a todos los que hoy están comunicando y enviando felicitaciones a sus compañeros, a los que valoran y aman profundamente lo que hacen, a los que reconocen que son el perfil en que todos los ciudadanos nos miramos cada día, a los que sueñan con la libertad de un día poder manifestar sus verdaderos sentimientos y apreciaciones, a los que nunca dejarán de luchar por una prensa libre que nadie pueda callar con un dedo, muchas felicidades en vuestro día.
Por último os dejo un dato.  No soy periodista porque cuando quise hacerlo, mi madre se opuso porque consideraba era una carrera que ponía en peligro la vida de quienes la ejercían.  Nunca olvidó que en una revuelta estudiantil   en 1975, el periodista Orlando Martínez perdió la vida de un disparo   mientras hacía su trabajo en medio de una revuelta estudiantil,   enfrentada con la policía que había penetrado al reciento universitario  de  la UASD (Universidad Autónoma de Santo Domingo). Años más tarde y ya casada,  me matriculé en misma carrera y universidad, estudios que casi seguido abandoné por quedar embarazada con riesgo de pérdida de mi primogénito que hoy tiene 31 años, jamás me arrepentiré  de ello.  El destino me tenía un regalo hermoso, este blog para que pueda dar riendas sueltas a mi imaginación y conoceros a todos vosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada