Buscar este blog

lunes, 24 de junio de 2013

El que nada sabe, nada vale


Autora : Doris Sánchez

De toda la vida he escuchado que la gente debe estudiar mientras más joven mejor y no todos calculan las oportunidades, la situación económica y la disponibilidad de tiempo libre para ello.  Todo el que sueña con cursar estudios sea de lo que sea,  pasará años de su vida intentándolo hasta conseguirlo o renunciar a ello.  Haciendo acopio una vez más de mi esperanza de futuro, he optado por volver a las aulas en partida doble, valientemente me he enfrascado en dos cursos uno de Francés en las mañanas  y el otro  de  Prevención de Riesgos Laborales  en horario de la tarde, y no me preguntes  el fin que espero porque realmente más bien es ocupar el tiempo en algo  bueno ya me dirás que si en España no hay trabajo para los más jóvenes, recién titulados o de varios años que todavía no han tenido la oportunidad de su primer empleo, y que en estos momentos preparan sus maletas para lanzarse al mundo como una vez lo hiciera Cristóbal Colón para descubrir el Viejo, Continente, te responderé que sigo haciendo caso a lo que me desde pequeña me ha dicho mi madre, "estudiar no ocupa lugar, y   que el que nada sabes nada vale", mi madre me enseñó que el que no estudiaba tendría que dedicarse a  mendigar por las calles, limpiar zapatos, vender en el mercado o ser sirvienta en casa de los que sí han estudiado. Mi madre no contó con que me tocaría vivir en España donde los profesionales hasta con varios idiomas y titulaciones andan de Taxistas o en camiones de la basura, repartiendo correspondencia o vendiendo servicios puerta a puerta o vía telefónica, como
dependientes de grandes comercios o formando parte del abundante grupo de desempleados que ya supera los 6 millones, mi madre no contó con mi venida a un país desarrollado que pese a formar parte de la Unión Europea, ahora mismo está bajando su nivel y casi envidiando a países del Caribe con monedas de menor valor que el euro, donde sí hay oportunidad laboral y no existe tanto paro como aquí.
Con todos mis respetos he de decir que la Educación en España está en serios problemas que afecta directamente a nuestra juventud, que estanca sus sueños y cierra las puertas ante sus ganas de estudiar para asegurar el mañana, no es justo que en España se esté expulsando a estudiantes universitarios por falta de pago y se les coloque en la difícil situación de morosidad, ya quisiera yo que el Gobierno o el Ministro de Educación pudiera estar más cerca de esa juventud desprotegida que en lugar de aislamiento necesita se le eche una mano, que se le abra las puertas al estudio y el progreso académico porque ellos serán los hombres y mujeres del mañana. Deseo que se interesen por conocer los sacrificios que deben hacer para mantenerse en una universidad, pagar pisos, hacer deberes de estudios pero también de una casa donde no están papá y mamá para resolverles todo y guardarles comida caliente y sabanas limpias. ¿Cómo le dices a una madre que su hijo ya no podrá estudiar y no por propia voluntad, cómo entenderemos el mundo futuro si hoy tenemos a una juventud atascada que muy preocupada observa la situación en la que ellos son la parte más
afectada, sin esperanzas ni futuro, es muy triste la situación que se vive en España en la que la educación forma parte de un conglomerado político que insiste en hacernos creer que todas medida que  se están tomando  y que afectan a la ciudadanía es por el bien de los españoles, que es un período preparatorio para asegurar un futuro mejor, que alguien se lo explique a los jóvenes por favor, así no!!  Ellos no podrán casarse, ni tener hijos a su  debido tiempo porque la mujer tiene edad recomendada para ello, envejecerán sin conocer lo que pudo haber sido su propia hogar, seguirán en casa de sus padres y el mundo se estancará, así no podemos seguir por favor, el Ministro de Educación igual estudió con muchos recursos económicos o no, mucho me gustaría conocer su grado académico, su vida de estudiante, las penurias o no que habrá tenido que pasar para llegar a algo más, salvo que su universidad fuese la política porque es el caso de muchos que llegan a ocupar altos cargos gubernamentales.  Le invito a venir a mi edificio a conocer a todos los estudiantes que aquí viven, que visite las universidades, que se adentre en las aulas, comedores y jardines, que tenga un contacto directo con todos ellos para conocer sus historias, unos venidos de otras ciudades españolas pero también de aldeas, de gente pobre y trabajadora que apenas puede echar una mano a sus hijos, hace falta más solidaridad, esto no puede seguir así, algo tendrá que pasar y espero no sea muy dilatado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada