Buscar este blog

miércoles, 15 de mayo de 2013

Primavera y algo más!



Autora   :  Doris Sánchez


El término Primavera proviene de prima (primer) y vera  (de verdor)  Una cosa tengo muy clara y  asumida, me volveré a enamorar en lo que queda de esta primavera o la del próximo año, casi mejor porque la verdad que ahora no siento muchas ganas, tengo planes personales de cara al verano y  mejor estar libre como el viento pero no todos pensarán igual, habrá gustos y costumbres que ni yo ni nadie pudiera evitar.
¿Qué tiene la primavera que a muchos engancha? Pues un yo se que   causa un cosquilleo en la sangre y por el período de alergias tan propias de estos tiempos no siempre será.  Adoro esta temporada porque empieza a cambiar el clima, las flores florecen y del color grisáceo plateado del  invierno empieza a brillar la esperanza y hasta los planes futuros, nos volvemos más alegres y ágiles, salimos más de casa, quedamos con amigos y lo mejor de todo es que muchas veces hasta nos olvidamos del paraguas, nuestro eterno compañero de salida. La primavera la sangre altera, es la expresión que he escuchado desde que llegué a España, tiempos de ligar, de separaciones, divorcios, cambios de parejas y hasta de amigos, las vacaciones revolucionan todo el ambiente y la gente marcha de vacaciones, a las aldeas, otros pueblos y ciudades, a las playas, fuera de España pero  nadie escapa a la electricidad que invade nuestro entorno.  Dejan de escucharse las risas de los chicos a la llegada y salida del colegio,  menos coches por las calles y gran flujo de turístas venidos de todo el mundo que se adentran en las estrechas calles del casco antiguo.
En España ocurre lo contrario que en el Caribe,  en primavera y verano   los solteros desean encontrar pareja y allí es todo lo contrario, con tanto calor es casi mejor que no se te acerquen mucho, de ahí la expresión de  ¡¡Echate para allá que tengo mucho calor!!  Que llegue el buen tiempo porque me aporta alegría, ganas de pasear y hasta trae e mi mente el recuerdo de mi amada tierra natal, que por causas del destino tengo a mucha distancia pero que espero muy pronto volver a pisar, disfrutar de su clima, payas, de la alegría de la gente y sobre todo de la familia, de mi madre en especial.  Cuidaros la piel por favor y sobre todo de esas prolongadas y casi infinitas puestas al sol.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada