Buscar este blog

miércoles, 23 de enero de 2013

La sabiduría de la naturaleza


Autora :  Doris Sánchez

En mi patria natal aprendí a repetir lo que de siempre escuché, que ese sol rojizo al final de la tarde se llamaba “El sol de los muertos” tal vez porque al caer la tarde el sol moría del lado del cementerio y  daba al mismo un silencioso color  que magnificaba el respeto a los restos de los cuerpos que en el mismo descansaban.   Aprecio en demasía los amaneceres y anocheceres porque dejan en mi parte más interior cierto dejo de nostálgica, tal vez echando en falta a mi tierra amada.  Todos estos días en Barcelona han sido muy intensos, primero por la navidad con parte de mi familia, después por la infinidad de lugares que he conocido cuando en realidad pensaba que ya lo conocía todo pero no, cada día ha sido un ir y venir quedando sorprendida de tanta belleza. Dios  ha sabido bien hacer las cosas dejando muestras por todos lados.
Durante mi estancia en Barcelona, cada día  me levantaba rápidamente en las mañanas para  adelantarme a las  fascinantes y muy variadas puestas  de sol,  le esperaba cámara en mano desde el  11avo  `piso donde vive mi hermana y desde el que  diviso casi toda la ciudad.   Los atardeceres no se escapan a mi control y para ello tomo posesión de otro lado del piso para captar esa imagen diaria tan diferente una de  porque según haga el día,  así cae el atardecer,  cristales de una torre gigante muy cercana contrastan perfectamente dando un matiz de prolongación  a los tonos rojos y celestes que cada día se convierten en mi admiración, me transmite alegría y tal vez una dosis de optimismo en función de lo que espero para mi vida este recién estrenado año.  Me he vuelvo un poco vaga para escribir  y  se lo achaco a la tanta actividad física que desarrollo cada día,  que al volver a casa llego exhausta y con más ganas de una ducha e ir a la cama.  En unos días retomaré el curso normal de antes y estaré más atenta a las publicaciones aunque ya estoy redactando algunas que os aseguro encontrarán muy interesante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada