Buscar este blog

lunes, 11 de febrero de 2013

El apagón



Autora  :  Doris Sánchez

La pobre mujer  en un intento de  ganar tiempo  puso a funcionar varios electrodomésticos a la vez en el hogar que años más tarde ocupaba en su nueva vida en solitario, de repente saltó el automático de la energía eléctrica y todo quedó apagado sin que ella hiciera nada más que las tareas del hogar.  Su mente quedó en blanco primero porque no estaba en ningún país subdesarrollado donde  los apagones eléctricos han sido insuperables, ella viene de allí.  Cuando revisó el cuadro de la electricidad sus temores quedaban confirmados.  Había utilizado una carga eléctrica superior a la  contratada  en la vivienda  y saltó el automático, por lo que debió apagar algunos de ellos antes de volver a encender, y surtió efecto.  Hace unos años ella había vivido  una situación muy complicada  en el hogar tan extrema que hasta broncas monumentales se ganaba tan solo por querer preparar algo de comer o hacer los deberes de casa, misma que a mayores funcionaba un empresa familiar que también tenía su carga de electricidad con ordenadores, impresoras entre otros aparatos eléctricos, todavía ella no entiende por qué aguantó todo esto, no tiene respuesta porque no hacía nada más que pedir que se aumentara la potencia para que todos los aparatos pudieran funcionar incluso a la vez pero no, él  Amo de la casa se mantenía firme en la negativa porque alegaba  que la factura por consumo  eléctrico le llegaría más alta,  será posible? A mayor consumo, mayor costo, o no?

Cuando he hablado en artículos anteriores de lo mucho que aguantamos, de esos malditos malos tratos psicológicos, verbales o físicos, cuando se daña la mente de mujeres que el único pecado que han cometido ha sido cuidar de sus parejas y sus hijos, ser amas de casa por no decir sirvientas sin sueldo que es como se dice en mi Dominicana natal.  Me causa tanta rabia e indignación porque no hay derecho a ello, si no tienen a esa mujer tendrán que pagar a una asistenta  para que haga trabajos por hora o jornada completa, lavar, planchar, cocinar, cuidar de que todo esté a punto sin ninguna valoración, ni el más mínimo agradecimiento que va, igual anda con la vecina del edificio de la esquina tomando cañas mientras te vuelves una piltrafa humana limpiando los suelos de la casa  desde donde luego te tira a la calle.
 
 
Esa mujer que sufrió tanto, que se arrepiente cada día de haberse dejado pisotear de tan vil manera,  ha podido entender que en la vida hay cerdos pero también hay verdaderos hombres que  a cualquier edad recordarán que fueron paridos por una mujer, y que si la vida le premia con una compañera que  le toma en cuenta, debería alegrarle sus días con el reconocimiento al esfuerzo, a la entrega desinteresada, con amor y muchos cuidados porque no desea perderle.  En la vida hay cada individuo que  no merece tan siquiera mi atención.  Señora, contrate más potencia y mande a ese presunto maltratador a tomar por saco,  a comer plato del día como antes de que usted apareciera en su vida,  deje ya de  temblar  cuando  el otro gruñón le abra la boca que esos bocones no hacen nada más que  ruido.   ¿Cuántos años aguantó usted esta y muchas otras humillaciones?  Total para nada, le ha valido la pena?   Pues considero que no. 

En España  habemos muchas  mujeres divorciadas, viudas y separadas, incluso aquellas que nunca han tenido una relación estable de pareja  que rechazan  formalizarla, y del matrimonio poco se habla una de las razones lo es el cambio brusco en la vida de la mujer que de golpe se ve afrontando unas responsabilidades que casi siempre le superan, por la falta de experiencia o por el poco apoyo que reciben de su pareja  ¿cómo será  mejor?  estar sola o con un capullo que te mantenga la vida amargada y te quite hasta el deseo de vivir, o ser libre como el viento, andar de un lado para el otro, ponerte la ropa que quieras  larga o corta es igual, escotada o transparente no pasa nada, es tu vida y todo lo que tiene tu cuerpo es tuyo y de nadie más, a ver si maduramos mujeres, ellos no quieren que su pareja se vea femenina  ni salga de casa  ni con sus amigas tan siquiera, cuando ellos en cambio siguen con su grupo de amigos, saliditas,  y  ¿dónde estabas? Mentirosos que son algunos,  quieren seguir teniendo su libertad y hasta su privacidad, bloquean o apagan el móvil antes de llegar a casa,  o reciben y envían mensajitos secretos sin imaginar que de tontas no tenemos un pelo.   Al capullo que no contrató la potencia  energética que en realidad consumía por fin  ya está  muy pero que muy lejos de  de su presa, esa señora que tanto sufrió en su momento sin apoyo ni fuerzas para quejarse porque todo estaba en su contra,  y aunque hoy le haya recordado,  ojalá que se le caiga el poco  pelo que le queda, si es que le queda, ella está como una rosa y muy agradecida de la vida porque le ha quitado tremendo espantapájaros de su camino, así es la vida!!!  Sin historias para contar, los que nos dedicamos a ello tendríamos que dejar de hacerlo, cada persona tiene una  parte secreta en su vida pasada o reciente, unos casos más agradables que otras pero en general es parte de la vida, muchas mujeres conservan recuerdos muy tristes   que les anima a seguir adelante dejando de lado episodios tan desgarradores como la historia que  acabo de contar en forma de broma ,  pero que es  tan  real  como la vida misma, parte de un pasado tormentoso que se lo llevó el viento que anunciaba tempestades, y vaya sí que ha llovido y seguirá lloviendo durante mucho tiempo.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada