Buscar este blog

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Imitando al Junco

 
 
Autora :  Doris Sánchez
 
El paso del tiempo nos advierte que los errores cometidos nos abren una puerta hacia la mejoría pero no hacia la perfección, cada situación lleva consigo una letra pequeña que como en todo contrato debemos prestarle especial atención porque es ahí donde está la esencia de tal condición. De las puertas para adentro de nuestras casas conocemos cada detalle, es como dicen que los trapos sucios de lavan en casa. La gente calla situaciones que tienen solución con la intervención de terceras personas pero la vergüenza puede y mucho, el tener que contar tus intimidades muchas de ellas económicas para muchos en un mal trago. Estos días he visto la aparición de varios programas en la tele que ofrecen orientación a personas en paro con ideas precisas de cómo deben afrontar su situación, se hace presente la positividad y también mucha gente responde al llamado ofreciendo empleo o cualquier ayuda económica, médica y hasta equipos necesarios para una mejor calidad de vida de muchos enfermos españoles. En la mente está todo, ahí es donde empezamos y terminamos nuestros días y de nosotros depende la reciprocidad de los demás, entregar un Currículum, acudir a una entrevista de trabajo, solicitar alguna ayuda, el trato con los demás en general, es como la venta puerta a puerta en la que alguien toca a nuestra puerta y al abrir nos encontramos con una gran sonrisa que nos anima al menos a escucharle seguro que a todos nos habrá pasado, acudir a una tienda y comprar lo que no necesitamos y te preguntas qué me ha pasado pues eso, te has encontrado con alguien que ha sabido venderte la tienda entera con el buen trato, amabilidad, cortesía y sobre todo espíritu de emprendedor.
 

Me enteraba de la noticia de un billete  de lotería millonario que alguien dejó olvidado en un establecimiento de lotería, que no es el mismo donde lo había sido vendido y me atreví a pensar lo afortunado que sería ese señor si el dueño del billete no apareciera en el tiempo que señala la legislación española  (pese a toda la publicidad que se le está dando en distintos medios de comunicación) este caso pudiera ser único en el mundo, un buen samaritano que le dejara sobre el mostrador el motivo de un cambio radical en su vida, de igual manera pienso que muchos podemos ser sorprendidos por la vida que deja tragos amargos pero también momentos de especial placer. 
 
Mi madre me contó la enternecedora historia  que viviera  una conocida  en Estados Unidos  donde  a punto  estaba de ser deportada por no haber culminado la documentación que le acreditaría su estancia en suelo americano,  un día viajaba en tren entre lágrimas y sollozos,  y se le acercó un señor que le preguntó por qué lloraba, ella le contó su desgarradora historia y lo importante que era para su familia  dejada en la distancia,  que ella permaneciera en ese país porque enviaba el dinero para su sostenimiento económico, el hombre le dijo  ¡no llores mujer  yo te lo voy a  ayudar a resolver  el problema, y se casó con ella para  evitar su deportación!  ya resuelto el problema y valorando  todo en general ambos descubrieron que se amaban y que ya no había motivos para una separación.  No se puede descartar nada y el día menos  pensado  la felicidad puede tocar las puertas de tu corazón, o del mío  también ¿por qué no? estamos dentro del globo terráqueo es una lotería y todos hemos hecho nuestras apuestas en la que también aquellos que no han jugado pueden ser premiados como os acabo de contar.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada