Buscar este blog

viernes, 23 de julio de 2010

El poder de la risa




Por : Doris Sánchez


Con el   paso de los años, confirmamos lo que realmente nos gusta y lo que hemos cambiado. En la vida hace falta un toque de alegría que bien nos lo puede aportar el viajar, bailar, cantar, dormir, compartir con nuestros seres queridos. Hacer lo que nos guste.

Con el paso de los años puedo confirmar que desde pequeña me han gustado los cuentos y chistes, la risa ha sido para mí el aliento y animo para superar los obstáculos especialmente a lo largo de mi vida.

En mi tierra Dominicana la gente es muy particular y de todos los problemas hacemos un chiste, apagones constantes, cortes de agua y eléctricos, el desempleo, la falta de un techo seguro para vivir, pero algo tiene el Dominicano, que dentro de todo su malestar cualquier cosa le hace sonreír y es "Su buen humor".

En la foto mis dos hermanas Yeni y María y yo.

En cada rincón del mundo hay personas que su trabajo profesional es hacer reír a los demás y claro que lo consiguen, nos sacan hasta las lágrimas tras incesantes carcajadas. Me agrada recordar a los humoristas Dominicanos entre los que están Cuquín Victoria, Freddy Beras Goico, Boruga, Roberto Salcedo, Balbuena entre otros igual de destacados.

 
Les recuerdo con tanto cariño que aún en la distancia me intereso por saber de sus vidas, si siguen haciendo reír a los dominicanos, y si consigo algún contacto con ellos me siento muy feliz. El Dominicano tiene tanto dolor a lo largo de su vida que nadie rechaza la alegría, unos bailecitos, su cerveza, la playa y los buenos chistes, y si te los cuenta alguien con mucha gracia tanto mejor. Es el país donde la psicología no está bien correspondida porque tienen su auto terapia personal, de depresión nada, eso aya no existe. Se utilizan armas propias para no caer en ella.

España tiene a sus buenos comediantes me encanta Chiquito de la Calzada, el sólo verle caminar ya me hace reír, es un encanto de persona, tan pequeñito y delicado, su acento al hablar, todos reímos menos él. Paz Padilla también me gusta. Es bueno que España también sepa sonreír ante los problemas que nos arropan, el desempleo, la congelación de las pensiones, bajada de salarios de los funcionarios, subida del IVA, los problemas políticos, los constantes desfalcos a las arcas del Estado, los problemas judiciales, y la falta de alegría en general bien merece que gente con gracia nos haga sonreír.

Aplaudo la llegada de programas de comedias a la televisión Española. Basta ya de programas basura, es hora de reír, de poner buena cara a las inclemencias del tiempo, a reír todos, porque la risa es muy importante. Cuando reímos movemos una cantidad de músculos faciales es impresionante, extendemos la juventud. Cuando reímos somos más felices y aunque sea momentáneo nos alejamos de lo que nos preocupa sin afectar la salud, todo lo contrario reír es vivir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada