Buscar este blog

martes, 16 de abril de 2013

Día de la esclavitud infantil



Autora  :  Doris Sánchez
 
Hoy se celebra El Día  Contra  Explotación Infantil, ya va siendo hora de que los niños de todo el  mundo puedan vivir su infancia, jugar, estudiar y recibir mucho amor del entorno familiar.  En todo el mundo ocurren casos deplorables en el que los niños son  robados o vendidos para hacer trabajos que no les corresponden entre ellos la explotación sexual, manufacturas, tareas agrícolas,  como soldados, agricultores, construcción, ventas ambulantes, son usados como mulas en el tráfico de drogas o estupefacientes, manufactura,  para delinquir  o para ser  vendidos a padres adoptivos y por último son secuestrados para luego vender sus órganos esta es la parte más dolorosa.  Muchos padres dejaron de ver un día a sus hijos porque les fueron robados, en España el caso más alarmante ha sido el de
los niños robados, hijos separados de sus madres con mentiras  para luego ser dados en adopción  a otras familias, al día de hoy está habiendo reencuentros muy significativos.  Puede un padre faltar a la protección de sus hijos, permitiendo que hagan trabajos forzados? SÍ, pueden por falta de amor, de conocimiento  o por necesidad económica, por amor al dinero o por desamor a sus propios hijos.

Estudios realizados  en los Estados Unidos  detectaron a 58 países  que explotan niños  y avisado a las firmas correspondientes con amenazas de retirar sus productos de sus comercios están a la espera de la reacción correspondiente.   Las ONG´s denuncian  que en el año 2012 más de 400 millones de niños en el mundo estaban  siendo explotados,  es de vergüenza que grandes firmas comerciales hayan trasladado sus  departamentos de confección  hacia países donde la mano de obra es más barata, sin tan siquiera preocuparse en saber si hay menores en ello o no, pero todavía es más doloroso ver que padres permitan esos abusos en sus hijos y que los vendan por un puñado de dinero sin tan siquiera pensar que les pudieran arrancar su inocencia y otras veces hasta  sus vidas.
 
Los niños merecen vivir una infancia de amor y respeto, del reconocimiento de sus derechos, donde puedan jugar como todo niño sin temor  a nada más que a estudiar y escuchar cuentos por las noches, a ser arropados por las noches y recibir un beso y un hasta mañana, todo niño debe estudiar y prepararse para un mañana más prometedor, ojalá que esta peste sea erradicada del mundo.  Todos tenemos el deber de proteger a los niños, muchos de ellos que abandonan el hogar familiar por maltrato físico, sexual o psicológico, por las malas compañías o  por que sus progenitores han cambiado de pareja y ya no se sienten queridos ni valorados en sus casas, hay que incentivar la confianza, que nos vean como amigos no como enemigos,  vigilar de ellos en todas las etapas de su crecimiento  porque muy cerca les rondará  gente mal sana  y con las peores intenciones.    Lo único seguro que tenemos en la vida es que nuestros hijos y nuestras madres pase lo que pase, siempre lo serán.    Envío un mensaje de solidaridad a las familias que hoy sufren la desaparición de un hijo, aquellos que pese al paso de los años siguen esperando que un día el pasado se convierta en presente y les devuelva a su ser amado y la felicidad.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada