Buscar este blog

jueves, 18 de abril de 2013

Día del Locutor Dominicano



Autora :   Doris Sánchez
 
Cada 18 de abril recuerdo con mucho cariño una etapa de mi vida que me permitió  demostrar mi facilidad de comunicación a través de las hondas hertzianas.    De joven  me  veía en muchos eventos sociales de mi pueblo natal,  igual que en la escuela donde participaba en todos los eventos conmemorativos de las distintas fechas importantes locales o nacionales, un día cualquiera me llegó un mensaje  de parte del propietario de una emisora  de radio local que intentaba captar nuevos talentos  ofreciéndoles enseñanza  en mismas instalaciones y no me lo podía creer, me habían elegido a mí y eso me hacía muy feliz porque me abría las puertas a un mundo desconocido pero que iba encaminado a darme a conocer, y claro que lo acepté, Vicky Piña Cámpora  uno de los locutores más experimentados de la radio local  con sobrada paciencia se convirtió en mi instructor.  Posteriormente llegó la hora más crucial, la de viajar a la Capital Dominicana en busca del tan preciado reconocimiento “El carnet de Locutor” que sin él  no estaba permitido trabajar y podía acarrear multas a la emisora que así lo permitiera,  pasé  el examen a la primera y no veas cuanto me alegré porque empezaba a dar pasos en firme.  Llegó mi  recordado programa “Arte y Farándula” cuyo slogan  de presentación y despedida  grabó mi gran amigo y locutor en Radio Clarín (Una importante emisora de la capital con alcance nacional) Roberto Bernard junto a un compañero suyo de la radio,  un programa que trataba de temas artísticos pero no tenía esa pisca de programas del corazón que ahora se estila y que acapara tanta audiencia aparte de dañar la imagen de los famosos no, mi programa iba de entrevistas con artistas  que bien me ayudaba a conseguir César Suárez  reconocido promotor artístico que llevaba a esos famosos a mi pueblo y me permitía entrevistarles  en el hotel antes o después de sus espectáculos, Joseph Cáceres (reconocido periodista) también me abrió las puertas de su columna Arte Nacional en  el periódico El Nacional de Ahora.

En Radio San Juan me abrió las puertas  Don Pelayo González su propietario (que en paz descanse), permitiendo que yo estuviese  cerca de profesionales como  Luis Alfredo  Martínez  y Olga Batista, recuerdo a todos y cada uno de mis compañeros con especial cariño porque todo lo allí vivido me aportó grandes alegrías en mis años  de juventud, el contacto directo con la gente  que visitaba los estudios y nos llevaba regalos o notas con apuntes para enviar saludos a sus familiares o amigos,  los oyentes que con sus llamadas nos pedían sus temas favoritos y no veas  cómo nos la teníamos que ingeniar para hacer todo  a la vez, antes la radio era más rustica, un locutor trabajaba en solitario y tenía que buscar los discos  ya sea en long play o discos sencillos en las estanterías que pese a estar clasificados por orden alfabética era complicado,  localizar y poner cuñas de anuncios, atender a la gente, el teléfono y hasta encender la planta eléctrica cuando se iba la luz, y lo hacíamos con alegría porque no quedaba otra, ahora el locutor solo tiene que estar atento al micrófono y a la señal de hablar o parar, los equipos son muy sofisticados y tal vez estén más cerca de la fama pero lo vivido es lo que cuenta.  Luego trabajar como maestra de ceremonia en eventos públicos y privados  me hizo sentir especialmente querida y valorada.
No puedo mencionar a todos mis compañeros  de profesión  en San Juan de la Maguana pero tengo un referente inicial  Papá Rojita, Rafael Díaz (Pequé), Elías Terrero,  Lucía Díaz y Luis Ramón de los Santos.   Simón Lizardo Mézquita que hoy se dedica a la política    y ocupa el importante cargo de  Ministro de Hacienda de la República Dominicana, también tendrá entre sus recuerdos  que ha ejercido como  locutor en nuestro  pueblo natal.  Mantengo contacto con alguno de mis ex compañeros que me van informando del paradero de todos, unos siguen en mismo pueblo,  en la capital dominicana o en el exterior, algunos siguen ejerciendo la profesión y otros se dedican a  trabajos distintos porque antes la radio no dejaba beneficios suficientes para vivir más bien se podía tener como ingreso alternativo,  a todos en general deciros que hoy me siento muy orgullosa de vosotros, a  mis seguidores que a pesar de los años me tratan como reina cuando voy a mi pueblo natal, a los que tengo contacto con ellos por Internet, a todos deciros que me habéis dado calidad de vida porque cada recuerdo agradable redunda en nuestro beneficio.
Feliz  Día del Locutor colegas!!  La radio debe seguir siendo una herramienta de información, de verdad y de respeto, abogo por la libertad de expresión y por el amor a la profesión, por el trato amable y respetuoso a los oyentes y sobre todo nunca olvidar que la fama te sube pero también te baja, que un locutor es una persona normal con privilegios especiales.
Hago  extensiva  esta felicitación para todos los locutores dominicanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada