Buscar este blog

martes, 22 de febrero de 2011

Carta del mes de Junio 2010, Revista Woman











Autora : Doris Sánchez



A diario reviso la prensa local, nacional e internacional, ninguna revista se me resiste, intento estar actualizada en todo, la moda tiene un atractivo especial para mí porque soy muy coqueta por no decir presumida. En una edición de la Revista Woman me enteré que cada mes del año premian a la mejor carta con regalos además de publicarla en la siguiente edición.


Como amante de la comunicación escrita sin pensármelo dos veces escribí algo que para mí es muy importante "la alegría de cumplir años" y no es casualidad, hacía unos días había cumplido un año más de vida y también de bendición. Lo escribí casi sin pensar y sin apenas revisarlo envié un correo y como siempre participé pero también me olvidé de ello, hasta que un día llegó una notificación a mi bandeja de correo no deseado, antes de borrar siempre echo un vistazo por si acaso, pues sí, ahí estaba ese correo que decía que mi carta había sido la ganadora del mes de junio de 2010, no me lo podía creer, para confirmarlo en seguida fuí al kiosko más cercano y la compré, ahí estaba mi carta publicada, con esas palabras tan sinceras que me habían convertido en la ganadora del mes.

No se imaginan lo que he presumido de ser parte de esa edición, conservo la revista como una joya preciosa de incalculable valor, es un buen referente de motivación para que siga transmitiendo por medio de la escritura.

No me interesó saber sobre el regalo que había ganado, me había gustado mucho más que me hayan entendido sin asombrarse que sea una excepción, que rara o no adoro cumplir años cuando otras mujeres se ofenden cuando le pregunta su edad y hasta ocultan su fecha de cumpleaños mientra yo lo comvierto en un acontecimiento público, qué le voy a hacer soy así, lo celebro en grande, vestido nuevo y mucha ilusión. Sobre todo dar gracias a Dios por permitirme vivir un año más, sin pensan que también pudiera darme un empujoncito y hacerme la vida un poquito más llevadera, eso no es tan importante, con darme la vida ya me está dando bastante. Mi nota favorita es "Gracias a la vida que me he dado tanto" no me puedo quejar para nada.



Trasmitir lo que pensamos es fantástico, que la gente te conozca y diferencia por lo que externas, los escritos salen de mí pero el alcance de hasta dónde puedan llegar sinceramente no lo controlamos y a veces nos conocen mucho más de lo que deseamos o imaginamos. He escrito artículos para un destino en concreto y luego lo he visto reproducido por otro lado, con la suerte de que aún sigue siendo de mi autoría, lo que he de agradecer sinceramente.

Así como nos enfadamos y luego nos transformamos en cantarines y transmisores de alegrías, de voluntades y hasta de estímulo para muchos en tiempos difíciles, también podemos recordar que la isusión nunca muere y que de nosotros dependen en gran parte de nuestras vidas y de las personas que nos rodean. A veces me torno tan pesada que no me gusto ni a mí misma y entiendo perfectamente cuando hago pasar un mal momento a quienes me quieren, cuando me reprochan o dan consejos no siempre los rechazo, más bien entiendo que intentan ayudarme a cumplir más años en felicidad.

Debería haber más gente que escriba ya sea para motivar o denunciar, para ofrecer iniciativas o recomendaciones para mejorar la vida de los más incelices y hasta para dar un tirón de orejas a nuestros políticos. Más participantes en Cartas al Director de los distintos diarios españoles, más iniciativas aún fuera por ganar algún concurso que constántemente vemos publicados, pero ganar algo aún sea ver tu nombre como si fueras un periodista más , aún sin que te den nada a cambio, a mí sinceramente ya con eso me hacen muy felíz.

Cuando sale publicado algún artículo de mi autoría en un periódico, revista o en mi blog, cuando alguien menciona mi nombre aunque yo no me entere lo agradezco, porque me agrada que la gente sepa que existo, que escribo tonterías que a muchos gustan y puede que a otros no, pero lo importante es que alguna vez he dicho mi nombre y me han preguntado, eres la que escribes Cartas al Director? Cuando accedo en google y escribo mi nombre sinceramente ya me siento premiada. Descubro que mi vida tiene sentido y que no siempre se es más felíz cuando se recibe una compensación económica por lo que más te gusta, a mí me gusta escribir, no me pagan por ello de momento pero después del presente viene el futuro y quién sabe lo que puede suceder.

Gracias a la Revista Woman por haber interpretado y valorado mi carta, por haberme concedido el premio a la Mejor Carta del mes de Junio 2010. Dentro de poco recibiré un año más de vida y ya estoy preparando mi programa especial para festejar tan importante acontecimiento personal, 54 años serán y la verdad que me sigo sintiendo tan atractiva como cuando tenía 15 años, tal vez mucho más porque la madurez tiene su lado positivo y encanto personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada