Buscar este blog

miércoles, 2 de febrero de 2011

Fumo porque quiero







Autora   : Doris Sánchez


España ha estrenado nuevas leyes que prohiben fumar en lugares cerrados, a la que muchos propietarios de locales se han opuesto colgando a la entrada de sus locales visibles carteles de "se permite fumar". Algunos han sido multados mientras otros están en la mirilla y por falta de inspectores que les visiten e impongan sanciones, siguen a sus anchas en violación a la ley.

Porqué fuma la gente? qué incentivos reciben con ello? son conscientes del daño a la salud de ellos y de terceras personas, de sus familiares en especial? la vida no es de ensueño pero querer abandonarla a destiempo la verdad a mí no me apetece.

Visitar los hospitales y recibir tan funestas noticias como cáncer el la garganta o en los pulmones, agonía de vida porque lamentablemente no mueren tan fácil ni tan pronto como los que sufren un ataque cardíaco. Es una muerte muy lenta y desesperante de las que algunos logran con suerte escapar, ver salir asquerosos gusanos por tu garganta debe ser algo muy desagradable, pero los fomadores no lo entienden y muchos menos aceptarían darse un paseo y ver a enfermos de cáncer a causa del tabaquismo en estado terminal, creo si lo hacen odiarán ese vicio para el resto de sus días.

En mi pueblo natal conocí a un señor que por el cáncer de garganta para salvarle la vida perdió la voz, teniendo que usar un aparato para que le saliera un hilillo de voz, con un enorme agujero en su garganta que debía cubrir permanéntemente con un pañuelo para ocultar el feo aspecto. Expulsaba mucosa por ese agujero puesto que ya no podía hacerlo por vía nasal, todo por el maldito cigarrillo.

La gente que fuma dice defender sus derechos pero no entienden que gran parte del dinero destinado a esas atenciones médicas sale del Estado, donde no hay dinero porque estamos viviendo tiempos de crisis en su máxima expresión.


La pena es que chicos muy jóvenes no sepan del riesgo que corren sus vidas por intentar estar al nivel de sus amigos que fuman, para estar en la moda si no eres como tus amigos, te quedas fuera del grupo y es una triste realidad que viven chicos y chicas hoy en día.

Los padres tienen mucha influencia y pueden hacer algo pero si fuman todo será imposible, no hay la autoridad ni el ejemplo necesario para incentivarles a cambiar su comportamiento.

Me ocupo constántemente de mi dentadura, chequeos de rutina, profiláxias y demás porque es parte de la salud, el café y el vino tinto manchan los dientes y ya me estoy planteando dejarlos porque adoro unos dientes blancos y relucientes. Cuando sonreimos podemos causar agrado o rechazo, una boca presentable y en buen estado no pasa desapercibida y como prefiero mis fotos con una gran sonrisa, tengo razones de sobras para cuidar mi dentadura.

España desde siempre ha tenido al tabaco como su principal aliado compañero inseparable de fiestas y festejos, especialmente los famosos y personas distinguidas por la alta sociedad aparecían en periódicos y revistas con esos cigarrillos enormes puros en sus manos, cual si fuera un tesoro y gran orgullo. La realidad es otra y muy distinta, corren nuevos vientos fuera la nicotina y los ambientes insalubres, los malos olores que sin piedad se aferraban a nestros abrigos, en el pelo y hasta en los guantes y bolsos, las bufandas y hasta en las bragas (pantis)y sujetadores (brasieres) que era necesario dejar fuera al llegar a casa o lavar antes de colocar en el ropero, para evitar que el olor se propague a las demás prendas.

La salud es un conjunto de actuaciones, no podemos ir al gimnacio, ser vegetarianos, no comer dulces y encima fumar, ya estamos saltando el programa y si queremos cuidarnos hay que poner atención a esas cosas que no encajan y que impiden logremos nuestros objetivos.

La vida no es un jardín de rosas, las cosas pudieran ser mejor pero es lo que hay, si la vida te dá un limón haz una limonada, la vida es buena aún en las dificultades podemos ser felices y con tranqulidad durar muchos años más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada