Buscar este blog

sábado, 25 de febrero de 2012

Por una justica digna





Autora   :  Doris Sánchez



Cuando decidí estudiar Licenciatura en Derecho pensé que contribuiría a una justicia más eficiente, a la misma cuya legislación está escrita y que únicamente hace falta su correcta aplicación pero no, vengo a España y me entero  que tengo que homologar casi la mitad de la carrera para poder ejercer, lo que para mí es un reto menor pero el problema está en que en este país la legislación está más que obsoleta, que existe una urgente necesidad de actualización especialmente el Código Penal y el Código del Menor y me alegra saber que se está trabajando en su reforma.


Llevo años comentando que el Consejo General del Poder Judicial debía actuar con urgencia para asignar responsabilidades a todo aquel que haciendo uso y abuso de su puesto de trabajo, se apropie de información privilegiada para ponerla a circular por los medios de comunicación y si el presunto implicado es un famoso, tanto mejor. Los juicios paralelos campan a asus anchas y hasta los programas del corazón dan riendas sueltas al linchamiento convirtiendo los platós de Tv. en juzgados improvisados, en los que generalmente los presuntos implicados no pueden defenderse de las acusaciones.


He advertido de la violación al derecho de la presunción de inocencia, al deterioro de la dignidad de un ciudadano sometido injustamente a un juicio popular y que en caso de ser declarado inocente (por un Juez y por nadie más) reparar su honor sería imposible porque no hay dinero del mundo que pueda resarcir el daño causado.


Resulta que ahora porque en ello está involucrada una persona específica, el mismo Consejo General del Poder Judicial abre una investigación que incluye al Juez que lleva el caso, en busca de los responsables de las filtraciones que se han venido haciendo públicas estos días, como si fuera posible tapar el sol con un dedo, más en temas que concierne a todos los españoles, y los casos anteriores…. ¿¿por qué no se actuó de la misma manera?? cuando se filtraron fotos de fichas policiales, declaraciones en papel o grabaciones de videos, todo como parte de expedientes aún en trámites judiciales bajo el secreto de sumario y nadie dijo ni hizo nada.


Los más afortunados siempre son los que filtran las informaciones porque su buena compensación seguro que tendrán (presuntamente), personas con moderado salario se pueden ver tentadas por suculentas ofertas y como no va a pasar nada, ni se lo piensan dos veces antes de pasar informaciones confidenciales al mejor postor. Dejo constancia que en los mismos lugares hay gente honesta que jamás entraría en ese juego por respeto a sus principios, por amor a la profesión que desempeñan y por garantizar sus puestos de trabajo.


Debo reclamar a mi universidad especialmente a los profesores porque hasta la saciedad me enseñaron que la justicia era igual para todos, que no había diferencias de clases ni privilegios especiales, jamás me dijeron que unos podían entrar por la puerta de adelante o la de atrás, tampoco que unos podían entrar en coche y otros andando.




No me dijeron que había que hacer tanto consenso para determinar a quién se imputaba o no, aun existiendo sobradas evidencias de presuntos delitos contra fondos públicos o privados. Variar un horario laboral de un juzgado para casos “especiales”, trabajando días festivos cuando los juzgados de toda España trabajan de lunes a viernes y me pregunto por qué?? Porque hay casos y casos!!! Porque todos los ciudadanos no son tratados de la misma manera. Diferencia en la justicia que demuestra que todos no somos iguales, y si me ocurriera a mí qué pasaría?? con toda seguridad que lo mismo, porque aún pienso que todos merecemos el mismo trato, o no??


Si la justicia no se aplica correctamente ¿cómo vamos a esperar que los ciudadanos sintamos temor y respeto por ella?. No es justo que Dña. Gabriela Bravo, vocera de la más alta Magistratura se exprese de una manera que a todos nos ha dejado helados y lo peor, que ni se tomó la molestia de rectificar y hasta nos acusó de haberla mal interpretado.


Cuando no existía la justicia todo se dirimía con el ojo por ojo y diente por diente. ¿Estaremos ante las puertas del retroceso?? Por el bien de todos los españoles y de las sociedades civilizadas del mundo, espero que todo sea fruto de mi imaginación y que la justicia sea transparente y nos motive a confiar en ella.


No hay casos y casos, hay hechos que pueden ser investigados, imputados, procesos abiertos y con toda razón hay que respetar la presunción de inocencia pero ojo, que no se les vaya la mano con tanta complacencia, el que comete un delito debe recibir un escarmiento ejemplar que sirva para la misma persona, pero también para los demás ciudadanos. El mismo delito comete el que roba la gallina como el que se coge los huevos, el que observa y calla pero también el que lo había intentado sin lograr la materialización de los hechos. Hay dos únicas posibilidades, la culpabilidad o la inocencia, que a su tiempo lo determinará un Juez.


El símbolo de la justicia es una mujer con los ojos vendados, con una espada en una mano y la balanza en la otra, como señal de imparcialidad, y ciega porque todo el que comparezca ante ella sentirá el peso de la espada de la verdad pero tengo mis dudas, ¿se habrá vendado los ojos ella misma para que nadie la viera llorar?, o para que sus ojos no delaten la inconformidad que siente al no poder cumplir con su deber??.


La justicia no debe estar relacionada estrechamente con la política para su eficiente funcionamiento, es una pena que podamos mencionar tantos casos ocurridos estos últimos años, sentencias incompresibles que favorecen más que perjudican en casos por todos conocidos, se mueven muchos hilos por debajo y gente que tiene la verdad en su poder juega con ella al gato y al ratón, aún en detrimento del juramento que hicieron un día cuando prometieron públicamente defender la verdad y la justicia, en Rep. Dominicana es obligatorio (ante el Tribunal Supremo de Justicia) como parte del trámite burocrático profesional. En España me comentan que no se jura, título en mano y a ejercer según el criterio personal de cada profesional.


¿Qué está pasando con la honestidad de las personas?, acaso piensan que el dinero ajeno es más apetecible que el suyo propio, estamos en crisis y nadie tiene derecho a hundir más la economía española, político o no todo tiene un límite, más respeto para el erario público por favor, y el que meta la mano que afronte las consecuencias y que se les obligue a devolver el dinero. España afronta una profunda crisis económica y los fondos públicos no son propiedad de nadie más que de las necesidades de todos los ciudadanos. El gestor público debe controlar los gastos y aplaudo todas las medidas que se están implementando para controlar el gasto excesivo en las dependencias estatales.


En toda España hay familias que lloran ante desaparición de seres queridos, esperan una respuesta de los respectivos juzgados o al menos los restos mortales de los suyos para darles cristiana sepultura, años de sufrimiento que al parecer no conmueven a a casi nadie, la pena es que se escuden en actuaciones conforme a lo que establecen las leyes.

Me quedo con las palabras del Rey Don Juan Carlos I cuando dijo que la “Justicia es igual para todos”, conforme lo expresa la Constitución Española.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada