Buscar este blog

martes, 10 de julio de 2012

No puedo contigo!!!



 Autora : Doris Sánchez

Te ha pasado que estás en un sueño profundo y algo o alguien te despierta? Algún sonido de voces o ruidos de la calle, alguien que sin cuidado ha cerrado una puerta o te ha encendido las luces cuando estaba tu habitación en penumbras, el grito del bebé a media noche o los ronquidos ensordecedores de tu pareja o quien ocupa la habitación de al lado en un hotel.  Son tantos los motivos que casi mejor centrarnos en las distintas reacciones que irían desde un me levanto cabreado, cambiar de habitación, no pegar ojo en toda la noche, enfado monumental que pasarán los días para que el perjudicado vuelva a la normalidad en su vida cotidiana.




No soporto que me despierten cuando duermo, me es igual que sea el sonido del móvil  para notificarme que por fin me darán un empleo no, el sueño es algo sagrado, mi madre solía decir que el sueño es más importante  hasta que comer, me enseñó que a menos que fuera una urgencia de vida o muerte, al que duerme no se le despierta, hecho.  El problema es que ella no se lo ha podido transmitir al periquito que irrespetuosamente afectó el sueño del pobre gato, igual eso le traiga insomnio  y hasta una depresión, sensación de nerviosismo o de pesadillas en fin, lo ha despertado y mira tú el pequeño plumífero se las trae todas.  Hay que tener mucha paciencia y saber contar hasta 10, 20 o 30 para no cometer una locura irreparable.  Vaya para de amiguetes, se la pasan en grande aunque el plumífero le haya roto sus sueños,  igual con una gatita mimosa llena de encantos femeninos en busca de un guapo gato que le alegre sus días.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada