Buscar este blog

sábado, 7 de julio de 2012

Reinventando al amor


Autora  :  Doris Sánchez



Las relaciones sentimentales se inician de distintas maneras pero en general  casi todas son recordadas con la más absoluta satisfacción, le preguntas a alguien cómo empezó tu historia de amor? Y seguro saldrá a relucir una amplia sonrisa, te imaginas todo lo que has pasado para que durante años el buen rollo,  con amor o afecto, respeto, valoración, responsabilidades compartidas, hijos, nietos y demás familiares y de un momento a otro todo cambia,  y ninguna de las partes se entera hasta que cada cual empieza a tener objetivos personales individuales, se acaban las caricias, necesidad de momentos íntimos, vienen los dolores de cabeza o el absoluto cansancio, muchas parejas siguen juntas, viviendo una realidad que no eligieron pero que se ha apoderado de su relación de pareja.  Habrá desaparecido el amor? Puede que no, más bien han caído en un espiral de aburrimiento y monotonía, de hastío tal vez ante los problemas económicos, el desempleo, las necesidades de los hijos y del hogar porque quieras   o no esto afecta  a la relación de pareja pero yo me pregunto,  ¿es tan poca cosa el amor que no merezca la pena luchar por él?  Por qué el ser humano se ha ido devaluando como mismo hiciera el peso dominicano, cuando hay amor es cuando más se debe luchar, no ceder ante nada ni nadie porque bien merece la pena, no son todos los afortunados de tener el corazón ocupado y   ser correspondido.

HABLA CON ELLA es el título de una película de  Pedro Almodóvar, se lo he tomado prestado para haceros una pregunta, ¿qué tanta comunicación tienes con tu pareja? Sabías que cada día el amor debe reinventarse, que los detalles y gestos, acciones y reacciones románticas, la variedad, la sexualidad, el cariño y la ternura están ahí pero de nosotros depende que duerman o estén tan despierto como el perro guardián cada noche, suenan en mi mente muchas palabras, a ella no le apetece, no sé qué le pasa,  está algo preocupada,  ha perdido el interés en la relación, todo le da igual, mi marido sale mucho de casa,  ya no se fija en mí ni me dice piropos, tampoco palabras de amor, siempre está con sus amigos, trabaja tanto que llega a casa cansado (a), Hemos perdido la costumbre de salir en pareja con amigos como antes, no salimos en familia con los hijos, todo ha cambiando!!! qué ha pasado? tan bien que os veíamos por los lugares de la ciudad,  eran la pareja ideal, se veían tan enamorados, antes le veíamos muy juntos ahora  por separado, ¿se estará rompiendo la relación ... y te vas a quedar ahí de brazos cruzados??

 ¿Recuerdas tu último momento romántico en pareja? La última vez que hablaste como dos amigos con tu pareja?  ¿Te gusta recordar aquellos momentos de pasión que juntos vivisteis, de la luna de miel o de una noche especial?   No siempre actuamos de cara y con sinceridad, yo puedo decir que una vez abandoné la habitación matrimonial, no quise hablar porque la catástrofe  se veía venir  y así sucedió,  ¡¡¡se acabó, mi amor lo mataste,  canción de Celia Cruz!!! me habían hecho tanto daño que con una acción dije todo lo que bien pude dejar aclarado hablando como personas civilizadas y  sinceramente no me arrepiento porque no merecía la pena, como dice mi madre era más la sal que el chivo.   La vida es  muy corta y casi mejor intentar ser feliz todo el tiempo que se pueda.  Siempre habrá gente que nos valore, alguien que llegue  a nuestro  lado con una rosa en la mano,  una caja de bombones Ferrero Rocher, o una botella de  vino Rectoral de Amandi para alegrarnos  el momento ( mis regalos favoritos).

Nadie pasa desapercibido ante un gesto de ternura, busca en Google  y te encontrarás con de todo, desde bañeras llenas de cava o champaña,  hasta una hilera de velas que conducen a un lugar en concreto donde hay una cama  o sofá lleno de pétalos de rosas o una cena para dos, una lencería nueva, un regalo, bombones, una nota manuscrita con dos palabras TE QUIERO!!   Los detalles son el lado débil de las mujeres (os lo digo por propia experiencia)  eso los hombres lo saben perfectamente, que pasen de ello es otra cosa,  no perdonamos el olvido de esas fechas tan importantes, nuestro aniversario de bodas, San Valentín, nuestro cumpleaños,  el Día de las Madres, nuestro Santo entre otros.  A veces pasa que cuando se tiene pareja se descuida el aspecto físico engordamos como cerdos en pocilgas, dejamos de ir a la peluquería, muchas mujeres nos descuidamos ya sea por las obligaciones de hijos, el hogar, descuidamos además al marido que he de recordar que al principio siempre es nuestro Principito, pobrecito  al que vamos  relevando de lugar hasta dejarle  casi en la misma puerta de la calle, acción que motiva a muchos a marchar de casa, no digo que tengamos que ser sus chachas eso no, digo que  las cosas cambian y a veces nadie lo nota porque las miradas están fijadas en otras prioridades.  Dicen que el hombre  o mujer busca en la calle lo que no tiene en casa, qué  nos  quieren dejar dicho con esto?  Otro error es  echar la culpa a una  tercera persona en concreto por el abandono del hogar  especialmente de los hombres, nadie se lleva a nadie, las personas marchan solas aunque fuera tengan  o encuentren más adelante a otra pareja, lo que deseo motivar es un acercamiento y comunicación con la pareja, que se valore la relación sentimental y que si se ha caído en la monotonía que se retomen aquellas viejas costumbres de salir a pasear, los hijos son muy importantes pero igual podemos  dividir nuestro tiempo, dar  y revivir felicidad, tener a alguien que te rodee con sus brazos cada noche es de valorar y si encima  te hace feliz, que no se hable más!!!  Sabes qué te digo?, que casi me está  apeteciendo  volver a enamorarme!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada