Buscar este blog

domingo, 23 de septiembre de 2012

Lo que hay en mi mirada



Autora   :   Doris Sánchez


Toda la noche ha estado lloviendo, ha llegado el otoño y vaya con qué fuerza, es domingo mientras veo la lluvia caer, las nubes pasando con tanta prisa que me tienen bajo un éxtasis de mareo al tiempo que me invitan a volver la mirada al pasado, a esos años mozos en que la belleza y la fama por ser locutora en mi pueblo natal me hacían sentir sensaciones inexplicables,  que a  esa edad se multiplicaba por varios cientos.   ¿Te puedes creer que se me de memoria casi todas las canciones románticas de antaño? No solo por haber trabajado en la radio, las tarareo y cuando alguna me viene a la mente para eso está mi auxiliar favorito la red informática donde se encuentra todo lo que se busca. 

Cuando llueve no puedo evitar el deseo de escuchar música del ayer, de toda la vida he sido una romántica empedernida, siendo  muy niña ya adoraba las baladas y hasta me atreví  muchas veces a cantar en público alguna de ellas, en la escuela y grupos de amigos siempre pedían mi presencia, no canto para nada pero daba el cante y algo es algo.  A estos ojos verdes color aceituna le dedicaron cientos de veces la canción que motiva este artículo, o acaso pensáis que los locutores no tienen admiradores?? pues claro que sí, y se las ingenian de muchas maneras para hacernos llegar sus mensajes, recuerdo que yo también enviaba señales de humo con  la mirada, con mis propias palabras  (porque al ser impulsiva no puedo evitar  dejar de decir lo que siento)  y más con  las letras de muchas canciones de amor, desamor, enfado y mucho más, hermosos tiempos que añoro!!!


Dentro de mis temas favoritos se encuentra la canción de Juan  Erasmo Mochi titulada  “Que hay en tu mirada”  acabo de encontrar un vídeo de ella y no he podido evitar sucumbir en la tentación de compartirla con vosotros porque aparte de que me trae hermosos recuerdos, es muy bonita.  Si eres tan romántica como yo  convierte en mal tiempo en algo placentero, la música es el mejor aliado para pasar variados momentos, el cielo está gris plata, la lluvia no para y  yo mientras tanto  aportando mi granito de arena  para que este domingo que no me apetece para nada salir de mi casa, se convierta en algo más que agradable, la lluvia ya no me afecta ni causa tristeza todo lo contrario, me convierte en la mujer más romántica del mundo!!! Ojalá que la sensibilidad no me abandone nunca en el camino de mi vida ya sea larga o corta me es igual, ese corazón enamorado o abierto al amor que nunca abandone su nido, la vida sin amor  me dejaría un amargo sabor de boca que no deseo experimentar.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada