Buscar este blog

viernes, 14 de septiembre de 2012

Somos lo que comemos




Autora   :   Doris Sánchez



Cada vez que entro a un supermercado inconscientemente hago una relación entre las personas y los carros de compra que llevan en sus manos, nunca lo hago sin llevar en la mano una lista de aquellos productos que verdaderamente necesito porque caso contrario soy un desastre y lo reconozco.  Ir a tiro a por lo necesario salva situaciones y evita compras innecesarias y sobre todo aquellas que nos alejan de los propósitos de una dieta saludable.  Carnes, verduras, vegetales, pescado…. Me he pasado unos kilos estas vacaciones  y hasta que no he dejado limpio mi frigorífico no hice la lista  de  la compra para dar continuidad a mis propósitos, adelgazar unos kilos y tonificar mi cuerpo,  para lo cual iré al gimnasio  aparte de continuar con mis clases de Yoga que aportan una increíble estabilidad mental,  relajamiento físico y espiritual. 
Qué ponemos en nuestra despensa y frigorífico, compramos lo que la gula nos pide o lo necesario para alimentar sanamente nuestro cuerpo, un capricho habrá de darnos pero no nos pasemos, tanta bollería, refrescos enlatados, tanta grasa no es saludable, adoro todo lo que sea a la plancha o al vapor y el bloqueo al alcohol me es fantástico, tenéis que probar aun sea por varios días, los resultados te dejarán asombrados.  Os dejo una foto de mi frigorífico y a que os gustará así tan limpito, ya estoy obligada a ser muy cuidadosa en lo  que coloque dentro, espero mañana ser comedida, sobre todo  convertir en realidad mis propósitos. Si la gordura es por asuntos de salud lo comprendo, caso contrario que sea por mala alimentación.
Es muy fácil engordar pero bajar es a veces muy complicado, nos miramos al espero y parecemos inflados, no nos gusta cómo nos queda la ropa y hasta los zapatos nos comienzan a apretar, a poner una pinza de ropa en la boca  y a tener fuerza de voluntad, caminar por lo menos una hora cada día es maravilloso, se  tonifican los músculos y conoces a gente sana y deportista, cultivadores de cuerpos de infarto, gente que ni fuma ni bebe alcohol, de los que llevan consigo una botella de agua para saciar la sed en tiempos de calor, pero también el chubasquero para hacer deporte en tiempos de frío o lluvia.  El que quiere ojo bonito que aguante jalones, yo para este invierno quiero estar en forma y os lo voy a demostrar, alguien me acompaña?? 
 
Cualquier asomo de confusión con la crisis es pura casualidad, aunque fruto de la situación muchos le sacan partido iniciando una dieta por el bien de la salud, para alargar la vida aparte de licir tipito y ser el centro de  atención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada