Buscar este blog

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Una caricia y un beso



Autora  :  Doris Sánchez

Si vosotros habéis pensado que a este robusto pino lo derrumba cualquier brisita, os digo que no es así, cierto que hay cosas que me indignan porque no las comparto, he hablado bastante de la solidaridad con los más desfavorecidos, sobre la verdadera amistad, el amor incondicional, he sido reiterativa en defender a la juventud y al derecho a la oportunidad, al trabajo, a una vida digna, me gusta repetir hasta en cansancio que los abuelos deben descansar, eso de abuelos canguros no me gusta para nada, ya trabajaron su parte ahora les toca descansar, viajar y compartir con su pareja y amigos.  Cada día que pasa lo veo como una  copa de vino que debo apurar despacio, porque no tengo prisas.


A veces  me tomo un descanso para compartir con mis amigos que también exigen su parte, no publico escritos pero quiero que sepan que acabo de descubrir que tengo cerca de 300 borradores de artículos pendientes de revisión y subida de fotos para publicar, estoy   muy bien y sobre todo fortalecida ante las tempestades, no necesite la melena de Sansón, tampoco un Fortimal,  ni las espinacas de Popeye, lo que necesito es que Dios me rodee con una aureola de gente sana, honrada y sincera, y de momento estoy bastante bien protegida y eso me alegra, el entorno es muy importante, mi cesta de fruta está preciosa porque la he revisado y ninguna de ellas está dañada, vaya suerte la que tengo,  os mando un abrazo con todo mi cariño, prepararos que os tengo una linda sorpresa para mañana, os espero aquí  pero también espero me visiten en Facebook con el nombre de La alegría de la huerta ya sabéis.

¡¡Cuídate del agua mansa, que de la brava me cuido yo!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada