Buscar este blog

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Hablando como los locos


Autora :   Doris Sánchez

Dar la vuelta a la tortilla es bueno para que no se queme de un solo lado, aprender a llorar es bueno pero más bueno es reír a carcajada por cualquier cosa, estoy pegada a la silla del ordenador para evitar ver mucho la tele que tanto cansa la vista, pero acabo de descubrir que la sentadera se reciente y deja malestar en la parte posterior inferior de mi espalda,  dele usted el nombre  porque en cada país  le llaman  distinto.
Olvidé chatear por ello casi no lo hago excepto en Facebook algunas veces, qué hacer con 24 horas del día cuando no se tiene compromisos habituales pues mira, hacer de todo un poco, entrar, salir, mirar al cielo, si llueve o si no, vigilar la agenda para no olvidar nada, pasar las hojas del calendario, leer la prensa, los deberes del hogar y algún que otro caprichito, hablando de caprichos, por fin he conseguido aquel vestido rojo que tanto deseaba, os comento que es una pasada, adoro el rojo en todas sus vertientes, porque es un color que me sienta muy bien, me alegra la vida y me sube la autoestima hasta lo más alto.
 
Convencida estoy de lo fácil que resulta sentirnos a gusto con nuestro interior, salimos a la calle en busca de una cosa y llegamos a casa con otra, no te preocupes que eso nos pasa a todas,  lo que hay que cuidar es no superar los precios permitidos, viene bien salir a la calle, respirar el aire puro, cruzarnos con la gente,  que siempre nos dejarán algún aprendizaje, si algo te preocupa debes salir de casa, el lugar no importa  pero si la preocupación está en el trabajo no te queda más que ir al cuarto de baño a respirar profundo y contar hasta diez, debes cumplir la jornada laboral pero eso sí, cuando salgas haz lo que mejor te parezca, pero intenta mantener el control.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada