Buscar este blog

martes, 8 de marzo de 2011

El derecho al olvido

Autor : Eli Heiliger

Periodista
Diario Libre



Nació San Pedro de Macorís, egresado de la Escuela de Comunicación Social de la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Ha laborado en los diarios El Nuevo Diario, Ultima Hora, El Sol, El Día, Radio Mil Informando, ElCaribecdn.com, Revista Ahora, entre otros medios. Ha sido enviado especial a más de veinte países.


El desarrollo de la Sociedad de la Información acarrea, entre otras cosas, la necesidad de proteger la privacidad de las personas cuyos datos e informaciones personales son publicados en internet.

Ya en Europa, que siempre marcha a la vanguardia en muchos campos del saber, se habla del derecho al olvido en el mundo virtual, que actualmente no está contemplado en ninguna Constitución del mundo.

La Comisión Europea ya encendió los motores para preparar una nueva legislación que garantice el derecho que tiene la gente común a borrar de internet cualquier dato que considere afecte su dignidad.

Más claro: un ciudadano a quien hayan tomado un video y posteriormente colgado, sin su consentimiento, en las redes sociales, puede solicitar ser excluido de las mismas.

Los motores de búsquedas como Google, Yahoo y otros redimensionan mundialmente las informaciones que recogen en cualquier rincón del mundo lo que le agrava la situación al ciudadano afectado.

En España las empresas salirdeinternet.com.es y borrame.es se especializan en gestionar se borren nombres de personas en internet por el precio de 50 euros.

La decisión de la Comisión Europea repercutirá globalmente y en un fututo muy cercano comenzaremos a ver una serie de regulaciones para el uso del internet.

En el país no se ha iniciado una discusión de esta naturaleza, pero creo que llegara muy pronto. Ojalá que ahora que se discute un Código de la Comunicación, se tome en cuenta el llamado derecho al olvido.

Como usuario de las redes sociales recibo con frecuencia informaciones de personas que se sienten burladas por desconocidos que recurrieron a sus figuras para ultrajarlas , por lo que estoy de acuerdo con que se comience a ordenar la red.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada