Buscar este blog

sábado, 10 de marzo de 2012

¿De dónde vengo y hacia dónde voy?



Autora   :  Doris Sánchez


Recuerdo que en uno de mis viajes a Dominicana traje esta camiseta para regalar a alguien que hoy no recuerdo pero que nunca la entregué,  porque al verla ya en España me gustó tanto que me la quedé,   Al día de hoy  y muchos años después la conservo casi intacta.




La alegría y espontaneidad del Dominicano es algo sin igual, el colorido y las ganas de vivir, de luchar por salir adelante es inagotable, la responsabilidad paterna y el respeto de los hijos hacia sus padres y personas mayores, celebrar nuestra Independencia es un canto de gloria que saboreamos cada año con mucho colorido, la foto habla por sí misma.


Aniversario de la Independencia Nacional ( 27 de Febrero)

El Dominicano de a pie conoce perfectamente este carro viejo y destartalado, el mismo que a diario le transportaba para llegar al trabajo y retornar a su casa, ahora la cosa ha cambiado tenemos metro y la vida se facilita, pero este transporte público sigue en existencia, como verán quité al conductor  para ofrecer esta original estampa pura y propia de una tierra con vida propia, con mucha luz y  de gente afable.


Foto en el Centro de la Capital Dominicana

El que no ha cogido una Banderita en su vida con toda seguridad o no es Dominicano o no ha pisado esa tierra en libertad, o la coges dentro de la ciudad o para viajar a los pueblos de todo el país, las voladoras meten tanta gente dentro como sea imposible, el pobre Picher es el peor parado, siempre en volandas con una pierna en el aire pero con esa sonrisa que alegra sus días.  Es el transporte más económico pero también hay los autobuses del Metro con amplitud, aire acondicionado y muchos menos paradas antes de llegar a su destino final.


Foto en la Ave. Bolivar Santo Domingo

Mi apreciado motoconcho, el medio de transporte que revolucionó los pueblos porque dada la crisis y pocas ayudas gubernamentales a los agricultores, hizo que la juventud y mayores también abandonaran los campos y buscaran en las ciudades una vida más independiente, este trabajo era una alternativa que al día de hoy tiene muchos adeptos, al principio las mujeres evitaban usar ese servicio pero  la necesidad nos hizo cambiar de parecer y ya no es raro ver  a féminas de todas las edades en motoconcho, por favor no me pregunten hasta cuántas personas se pueden subir en uno de estos medios de transporte, es que no tengo un número en concreto pero sí os digo que son muchas!!! 


Foto en San Juan de la Maguana, Rep. Dom.

República Dominicana en tiempo pasado llegó a ser uno de los mayores productores de caña de azúcar que luego era repartida por muchos países del mundo, era un medio de trabajo porque los ingenios eran enormes y recuerdo eran los haitianos los que afrontaban esa complicada tarea,  por las calles la venden y recuerdo de niña en el recreo de la escuela  la vendían, me gustaba la de color negro con canutos muy anchos,  ahora quedan solares y rieles abandonados, muchos de esos terrenos han sido vendidos y  convertidos en viviendas o lugares de recreo.  Mucha gente se quedó sin trabajo lo que ayudó al aumento de la indigencia en el país.



De camino a la playa, miren el cielo tan hermoso

Mi entrañable coco de agua, ese que tanto echo en falta, eso de venderlo en latas no me vale, no es lo mismo, a lo natural como vemos en la foto es mejor, te los encuentras en cualquier lado de la ciudad, lo abren ante tus ojos y de paso te echan hielo y azúcar, a mí que me lo den con la masa del coco nuevo que es sabroso.  Te bajas del avión y ya empiezas a ver palmas de coco por todos lados, matas llenas de ellos y hay especialistas en subidas a las más altas matas a quitar los cocos que también venden en la autopista por cantidades mayores y a muy buen precio.  Para infecciones de orina es lo mejor aparte que refresca y no es dañino, lo recomiendo.  Por el moreno no me pregunten, no le conozco de nada pero me hizo el favor de posar para la foto, casi nadie suele decirme que no!!


Foto en la Capital, por el Faro a Colón


Si has  visitado   la capital Dominicana  o cualquiera de sus ciudades y no has visitado  sus  restaurantes de comida típica Dominica,  nunca sabrás de lo que se  ha perdido, conocer la cultura involucra la comida, lugares, música, entre otros.   El Sancocho, moros de guandules con o sin coco, la bandera dominicana o sea arroz, habichuela, carne y ensalada, chenchén con chivo, habichuelas con dulce, chacá o maíz con dulce, ese morir soñando (que me pone loca y es tan fácil de preparar), limonada, la boruga, panal de abejas y su miel,  ese cerveza Presidente, sus rones entre otros.



Foto en Adrian Tropical ( Ave. del Malecón)

La alegría que te invade al pisar la tierra que te ha visto nacer o te invita a subirte por las paredes o en todo lo que pillas, esta antigua vespa estaba expuesta en un  negocio de antiguedades,  se les ocurrió ponerla en la parte delantera de acceso a la calle y yo ni me lo pensé dos veces, la foto y venga el dueño a reír, con esta rubia es que no de puede!!    como una frambuesa, es que el sol que hace en el Caribe no es para gente tan blanca.


Tienda de Antiguedades en la Ave. Bolivar, Santo Domingo


No puedo dejar de mencionar esas hermosas playas  de aguas transparentes que tiene mi país, hoteles de ensueño con el todo incluido, hermosos paisajes y estansias inolvidable, atenciones de primera  y el que lo ha probado seguro desea repetir, hará días  Belén Esteban ( famosa de la tele española)  regresaba de allí una vez más y hablaba de la Mamajuana (una botella con preparado de muchos ingredientes a la que luego se le echa ron, dicen revive hasta a los muertos)  me quedé muy agradecida lo mismo que hago siempre que alguien habla como se merece  mi país, la buena referencia que se ha ganado durante muchos años de excelente atención al turismo que nos visita.
.  



En la playa  Caribe con la familia, vean  el hermoso paisaje!! foto de 2010, he bajado muchos  kilos je je


El día que olvide mis raíces prefiero no estar en este mundo, mis recuerdos en el estímulo y la fuerza es lo que me recuerda cada día de mi vida quién he sido y lo que pretendo ser en un futuro que espero no sea muy lejano, aunque los que ahora me rodean no sepan mi vida anterior, me basta con saberla yo en primera persona y los que lo vivieron conmigo, mi familia, mi pueblo, mi gente, mis antiguos amigos o ex compañeros de trabajo.


 Mi vida ha sido una linda y tierna historia que ya me estoy pensando seriamente escribir un libro para que la gente sepa que siempre que se quiere se puede, basta con tener metas y no dejarse intimidar por las piedras en el camino todo lo contrario, para valorar lo que se tiene  cuanto más esfuerzos para llegar a ellas, mejor.  Debe haber de todo, lágrimas, risas, disgustos y enfados,  roturas de relaciones y reconciliaciones, satisfacciones e insatisfaciones pero siempre llegando a un final valioso que deje  huella en nuestra vida y si se pudiera algún ejemplo.  Al menos la satisfacción del deber cumplido, de haber intentado alcanzar el cielo aunque a veces no podamos subir a más de un 5to, piso, es la vida, unas vienen de cal otras de arena, al final la vida pasa, venimos y nos marchamos, otros llegarán a continuar con la labor que dejamos a  medio empezar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada