Buscar este blog

viernes, 16 de marzo de 2012

Me niego a ir a la Guardería






Autora   :  Doris Sánchez


Queridos Papas, llevo días  muy disgustada porque cada mañana me dejan como si fuera un paquete de la compra, en la Guardería en la que me encuentro a un montón de niños que lloran, se hacen caca u orina en los pañales y me halan el pelo.   No deseo volver  a ese lugar  por lo que he pensado que vosotros debéis hablar con vuestros Jefes en el trabajo para que inicien el proceso de creación de guarderías  dentro de sus empresas, para favorecer la continuidad de la relación familiar.

Os recuerdo que duré nueve meses en el vientre de mi madre, en medio de mucha agua y una terrible oscuridad que me invitaba a dormir  día y noche de tanta soledad y aburrimiento.  Luego que he venido al mundo pensaba que ya nunca jamás estaría lejos de vosotros, pero lo que veo no me gusta nada y os pregunto si sería posible cambiar las cosas. 


Apenas puedo disfrutar de vuestra presencia y cuando así ocurre os veo tan preocupados sacando las cuentas para ver si llegarán a fin de mes,  o siempre mencionando a una señora  al parecer nada agradable llamada "Crisis"  a la que nunca la he visto llegar a casa.   Trabajan mucho y lo entiendo porque gracias a ello  podemos tener un hogar, pero también mis compis de la Guardería, alguno de ellos tienen a sus papis en casa por falta de trabajo, a los dos o a uno de los dos, según me cuentan  les ven alterados, no sonríen y el amor que antes se profesaban ha disminuido, pero me aseguran que no han dejado de quererse,  casualidad de la vida a ellos también les estorba otra señora que se llama "Crisis" que de ser la misma  que fastidia a mis padres, es casi aseguro que tiene que ser  muy mala persona.


Deseo disfrutar mi infancia haciendo lo que es propio de todo niño, jugar y ser feliz  junto a mis padres sin que nada estorbe mi crecimiento y desarrollo físico y emocional, ojalá que las vuelta que da el mundo sirva para mejorar  nuestra triste vida, que podamos estar más tiempo con nuestros padres y lo que más nos interesa, recibir todo el cariño posible de parte de ellos. Más que la señora "Crisis", nos interesa que nos mimen, nos lean un cuento cada noche y nos rodeen con sus brazos hasta quedar rendidos por el sueño que nos llevará al lado de los ángeles celestiales que nos protegerán durante toda la noche. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada