Buscar este blog

domingo, 27 de noviembre de 2011

Declaración de amor por Galicia


Autora   :  Doris Sánchez

Nunca imaginé que el destino tenía reservado un cambio brusco en mi vida y precisamente en uno de mis mejores momentos cuando  con hijos ya adultos y a  nivel de estudios universitarios me  decidí a estudiar Derecho en horarios especiales porque  a la vez trabajaba en Banco Central de la Rep. Dominicana, carrera que al finalizar me hizo pensar en el inmediato ejercicio por ser en Dominicana una de las carreras con mejores ingresos, si eras abogado tenías una mejor vida asegurada.
 
No pude disfrutar ese manjar porque Dios tenía otro destino para mi vida, me trajo a Galicia donde os aseguro lloré más que lo que veía llover, me tocó llegar en  invierno y pasar la navidad lejos de mi entorno familiar más cercano (para los caribeños la navidad es algo muy especial, tiempo de regocijo familiar en el que la gente viaja desde todo el mundo a ese encuentro  tan esperado).   El hombre propone y Dios dispone,  en poco tiempo cumpliré  once años en esta tierra que con mucho dolor he aprendido a amar, a entender a su gente y hasta controlar un poco  mi incontenible alegría y colorido propio del Caribe, para no parecer que estoy todo el año en fiestas de carnaval.
Cada rincón de Galicia  me hace soñar  y mientras más alto puedo subir mucho mejor porque desde allí no hago más que agradecer  a Dios por todo lo que me ha permitido vivir, lo bueno y lo malo porque de todo se saca una experiencia, las situaciones vividas dejan huella en nuestro caminar, para mí una gran motivación  para crecer y determinar lo que quiero  hacer con mi vida.

 
Adoro ser una difusora de esta tierra gallega, su gente, comidas, la cultura, esa muñeira que se me resiste aprender a bailar, bendita tierra que un día me acogió como una más, en la que he intentado falar galego con poco éxito pero os aseguro  que os puedo cantar "Apaga o candil María chus chus" en perfecto galego  (gracias al programa  de la tele   LUAR) y que  toda mi gente dominicana o no, contactos en la red, conocen Galicia porque no pierdo ocasión para darla a conocer mediante fotos especialmente, es mi segunda patria y los dominicanos lo saben sin celos ninguno.
 
Si he llegado hasta aquí por algo habrá sido, todo tiene una respuesta y si ella no viene a mí, sin ningún problema he ido yo a por ella, porque soy de armas a tomar, una guerrera que mira la vida con optimismo, una vencedora en lugar de ser vencida, porque mi norte y mi horizonte siempre han sido la verdad y la justicia.  No hay que tirar la toalla antes de llegar a la playa y cuando lo hacemos es porque vamos a tendernos sobre ella para disfrutar un día maravilloso de sol y calor, no antes.
Gracias Galicia por lo que me has dado que nunca será menos que lo poco que he podido hacer por ti, pero te juro lo hago de corazón porque así lo siento.  tu gente y entorno tanto en las ciudades como en las Aldeas,  sus  hermosas vistas,  la gente que con amor me ha acogido y hasta se ha atrevido a confiar en mí aún sin conocerme de nada,  tan solo  guiados por la intuición.

No ha habido ningún problema en que yo hiciera la ruta contraria a la que un día hiciera Cristóbal Colón el  descubridor de América,  yo he venido desde  América a descubrir Galicia, (él  lo hizo por barco y yo por avión) y os aseguro que me ha encantado, que no me arrepiento de  haber vivido esta experiencia porque ha sido fascinante  y si tuviera que repetir, lo haría una y mil veces más porque me ha servido de mucho, ha  definido mi vida y mis objetivos.
Estoy en Galicia por amor, porque en su conjunto me ha sabido conquistar, en silencio  o con pocas palabras o tal vez  con un profundo aroma  de sus  chorizos, caldo gallego con lacón, grelos, mariscos,  pescados, tortilla de patata,  huevos de casa y esos vinos añejados e inmejorables.  Qué dónde se come mejor en España?  ¡¡En Galicia!!!  Porque Galicia e Calidade!!!

 Lo que más agradezco es haber  podido adquirir la nacionalidad española sin tener que renunciar a la dominicana, mi amor y mi corazón están bien divididos y me siento más que favorecida por la vida, por lo tengo delante, porque mucha gente ha estado ahí para recordarme que no he estado sola en momentos de gran dificultad y falta de arraigo familiar, mejor no menciono nombres porque son tantos que alguno se me quedaría y no sería justo.
Gracias a todos los que se han dejado contagiar por mis escritos, por mi optimismo y alegría, a los que han secado mis lágrimas y  también los que han compartido conmigo alguna que otras experiencias más agradables y hasta divertidas, seguimos en el camino y por favor  que nadie se pierda porque aún no  hemos llegado a la meta, al  triunfo y la satisfacción de haber ganado la gran batalla de la vida, en buena lid.

No acepto que nadie hable mal de un gallego en mi presencia, como mismo me opongo  a que se menosprecie a un inmigrante en España, por respeto a los derechos que merecemos todos en general, existen nacionalidades y con ellas las personas, podemos andar todos juntos  en busca de un mundo mejor y tengo claro que es posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada