Buscar este blog

lunes, 5 de septiembre de 2011

El bolígrafo de tinta roja





Autora  :  Doris Sánchez


Jamás lo he podido ver y mucho menos utilizar, me trae un mal recuerdo  por un hecho muy significativo para mí  hará ya muchos años.  Esa tarde llegaba el cartero a la puerta de mi casa, tenía una carta en sus manos y era para mi madre, me la entregó y yo toda inocente corrí hasta el lugar donde ella estaba haciendo sus deberes, quise curiosear pero ella me dijo es para mí.

Lo más lejos que yo tenía era que  el sobre iba dirigido a mi madre pero el contenido tenía mucho que ver conmigo, mejor dicho todo su texto hablaba de mí.    Se acabó la paz cuando la voz de mi madre me requería a su lado, sorprendida le pregunté qué te pasa?? Y me dijo explícame  esta carta mientras la extendía hacia mí.  Lo que más recuerdo era esa letra roja, usaron una tinta roja tal vez para imitar la sangre o la tragedia que se avecinaba, leí  el breve contenido mientras mis manos temblaban y mis rodillas a penas me sostenían en pie.


                 
                       Mi color favorito en todo, menos en tinta de bolífrafo


Era un escrito anónimo que decía a mi madre que un chico del pueblo me estaba cortejando, que tuviese cuidado porque aparte que no era buena persona  ni adeado para mi inocencia tenía  su novia.   Ese fué uno de los días más tristes de mi vida porque el chico me gustaba bastante y enterarme de esa forma que tenía novia fue algo insuperable.   

Nunca comenté a nadie lo sucedido a  él  mucho menos,  pero no me quedó más que distanciarme de mi chico favorito que aparte era muy guapo,  porque eran otros tiempos y porque a los padres  había que obedecerles, ahora la cosa es diferente.

Pasaron días sin conseguir el permiso de mi madre para salir de casa, no había manera de saber quién envió la nota y con qué intención, lo que me dolía era que no podía verlo aún sabiendo que venía en su bicicleta todos los días hasta la esquina de mi casa para intentar  verme, ya mi madre vigilaba y  pude verle lejos de casa y muchos días después.

Pasaron los días y más que dolor sentí ganas de investigar y creo haber dado con la persona autora de la carta, en realidad parece era cierto que tenían amores pero porqué decir que una persona no es buena para mí solo por celos??   Lo que aún no he logrado entender  es porqué esa niña hizo eso, la recuerdo muy linda con un cuerpo caribeño escultural, no tenía nada que envidiar a ninguna otra chica y creo su chico estaría muy orgullo de ella sin necesidad de que hacerme daño, hace falta confianza en la pareja y cuando surgen problemas hay que hablarlo.


Los años pasan y nos transforman, nos llevan de un lado a otro pero lo que tengo seguro es que  esas dos personas nunca llegaron a formalizar una relación familiar, no se casaron y tampoco procrearon hijos, aunque me consta que ambos viven por separado en Estados Unidos.  Igual me la encuentro algún día y le pongo el tema, a ver como se le queda la cara !!! igual se parte de risa si es que aún lo recuerda.

 Las cosas como deben ser el destino es el único que coloca las piezas en el rompe cabezas, las situaciones vienen por sí solas sin necesidad  de que nadie les enseñe el camino. 

Lo peor de todo es que he madurado en todos los aspectos de mi vida  porque los años no pasan en vano, pero soy intolerable a la tinta roja en bolígrafos y por más que he intentado superarlo me ha sido imposible, ya ni lo intento.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada