Buscar este blog

Cargando...

lunes, 5 de septiembre de 2011

El poder de las madres que oran por sus hijos




Autora  :  Doris Sánchez


Así encabeza un portal que me he encontrado en facebook y en el que sin pensarlo dos veces me he registrado primero porque creo en el poder de la oración dadas  mis creencias religiosas, segundo porque soy  consciente de que la cobertura espiritual de nuestros hijos tiene más poder cuando la petición viene  de una madre. La oración de corazón tiene sus frutos y Dios está ahí para que todo aquel que esté cargado y cansado venga a él y  este le hará descansar.



Somos como la mamá gallina con nuestros hijos pequeñitos debajo de nuestras alas,  pero ellos crecen y a veces ya no están a nuestro lado y si están ya habrán crecido, debemos dejarles su espacio pero aún así consideramos que no es suficiente y es ahí donde entra la oración, el gran poder que siempre tiene respuestas especialmente cuando los hijos ya no nos escuchan.  Cuando todo consejo o razonamiento  es rechazado a veces sin a penas haber sido escuchado.   cuando ya lo hemos intentado todo lo dejamos en manos de Dios y seguimos nuestro camino.  Habrá más gente que empieza y acaba cada día con la oración?? espero que sí.


Sabían que llegamos a quedar obsoletas en algún momento de sus  vidas???, es como el disco duro de los ordenadores, si no me lo crees intenta leer algún mensaje del móvil de tu hijo si es que tienes acceso a el,  porque generalmente tienen una contraseña de bloqueo. Los jóvenes ahora tienen unos códigos para hablar, letras entrecortadas, cambian todo como si surgiera un nuevo lenguaje que no es ni el hablado tampoco el de señas, hablo de los nuevos tiempos, la nueva era que nos ha ido desplazando y que si no apuramos el paso se llevará a nuestros hijos de nuestro lado.

Los gustos y salidas, hábitos y costumbres, todo ha cambiado y como ni de broma podremos acompañarles a sus salidas y mucho menos conocer a sus amigos o pretendientes, un abismo nos está separando de ellos y no nos queda más que ponerlos en las manos de Dios para que les proteja en sus entradas y salidas.  En nuestros tiempos la familia era el mejor referente, presumíamos de ella y hasta llevábamos a nuestros conocidos a casa, cuando  un enamorado  iba en serio era necesario que la familia le conociera  y  diera su opinión, si gustaba o no era muy importante ahora es todo lo contrario, sabes que tienen novio o novia pero rara vez le llevan a casa, tal vez porque consideran no hace falta o que es un asunto muy  personal.

Cada día reviso las peticiones de las madres, cada una con sus preocupaciones por la seguridad de sus hijos, alguno con problemas de salud, por viaje de estudios, preocupaciones de todo tipo en las que ellos nuestros hijos son la parte importante, una de las cosas que nos cambian la vida y hasta son motivo de desvelos y noches de insomnio.

Recuerdo cuando era muy joven y salía de fiesta con mis hermanas y amigas y  mi madre nunca dormía hasta que  nos recibía y se aseguraba que todo estaba bien. Es algo propio de los padres.


Si nuestros hijos están bien, con toda seguridad nosotros lo estaremos también.

1 comentario:

  1. Si nuestros hijos están bien, con toda seguridad nosotros lo estaremos también.
    CON ESTAS PALABRAS ESTÁ TODO DICHO

    ResponderEliminar