Buscar este blog

lunes, 31 de octubre de 2011

Día de los fieles difuntos



Autora    :   Doris Sánchez

No pretendo discutir hacia dónde va el alma y el espíritu de los que fallecen, las diferentes culturas y religiones tienen una explicación que yo respeto.  Este día es para rendir homenaje a aquellos que ya no están dentro del núcleo familiar, laboral o amistoso, esos amigos con los que compartíamos en el bar, o el vecino tan agradable que partió igual en la flor de su juventud.  Niños recién nacidos o de corta edad pero en general tengo un concepto muy personal.

Cuando alguien fallece debe ser recordado no solo con respeto, considero que se les debe dejar descansar en paz  y guardar su recuerdo con cariño en el fondo de nuestro corazón.

Hay personas que se resisten a aceptar la partida y conservan  todas las pertenencias de quien jamás regresará, su habitación impecable  dando un aspecto de que es ocupada por su dueño.  A lo largo de los años hemos visto preparar un viaje en el que no falte comida, tabaco, mantas y muchas más cosas impensables pero la realidad es una y está ahí a la vista  o la imaginación de todos.  La mitología griega es un ejemplo, los Faraones que eran enterrados con objetos de oro  y no entiendo yo para qué, porque no  lo iban a necesitar en fin, hay de todo.



No me gusta nada que los programas televisivos hagan audiencia refiriéndose a personas fallecidas, lo hacen hasta sus propios familiares hasta para asistir a un plató  de televisión y ganar dinero.  No me gusta nada el programa  “Más allá de la vida” porque lo considero un irrespeto a los fallecidos, esos que jamás se podrán defender hasta de acusaciones  que alegan sucesos acaecidos en tiempos pasados, no hay derecho y es una pena que la justicia no tenga cartas en este asunto.

Todos tendremos a alguien querido fallecido que para estas fechas recordaremos con ternura, pero aparte de lo sentimental es una fecha más de las tantas a nivel comercial, ahora a los que venden flores porque será el producto más vendido igual que las velas y la pintura para arreglar las tumbas que casualmente para muchos  la atención es una vez cada año.

Yo lo tengo todo resuelto, mi sepelio completamente pago desde las flores hasta el café, incineración y que con las cenizas hagan lo que quieran me es igual, para nada me apetece dejar problemas a nadie porque todo el mundo tiene su vida y sus compromisos, que me pongan un buen merengue, de Johnny Ventura o  ripiao de esos de El Cieguito de Nagua o  Fefita  la Grande!!, que la gente ría en vez de llorar, que se arme el lío en gran manera y que luego  en mi memoria se dediquen a leer todos los artículos publicados en mis blogs porque ahora son dos.

La vida es un pasarás por mi vida sin saber que pasaste, casi mejor disfrutarla  en su máxima expresión y llegado el momento del viaje final  dejar una gran sonrisa   y múltiples recuerdos, anécdotas y todos a partirse de la risa.   E l que  deje caer  una sola lágrima por mí que se prepare porque esa noche le halo el dedo gordo del pie o lo bajo de la cama al suelo.  Hay maneras y maneras de ver la vida, de vivirla y sentirla, de estar preparado para cuando llegue ese momento, con un  hasta pronto o hasta nunca.  Que sepais que en vida he hecho todo lo que me ha venido en gana, he obtenido muchos triunfos y ya me siento más que pagada  o  compensada, mi estancia en la tierra de seguro  al día de hoy ha  valido la pena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada