Buscar este blog

lunes, 24 de octubre de 2011

Me cambio de familia




Autora   :   Doris Sánchez



Me cambio de familia es un programa  en el que las mujeres de la familia cambian de casa y son sustituidas por una desconocida que  también pertenece a personas fuera de su entorno.  Casa semana venía siendo algo muy similiar hasta que ha ocurrido lo que yo quería, que una  familia española fuera cambiada por una familia cubana ( yo quería un inmigrante sin importar su procedencia).

Me acomodé en el sofá con manta y picaderas incluidas porque segura estaba de que me esperaba una velada inolvidable y así ha sido porque no tuvo desperdicios.  Ya se pueden imaginar el contraste, dos familias tan distintas y con costumbres y manera de vivir tan diferentes.  De un hogar con símbolos del Franquismo a unas creencias religiosas que solo estaban en imágenes pero de lo otro poca cosa, dos pequeños en casa, cuando a mí me huviese encantado que fueran hijos mayores para ponerle más picante a la cosa, pero no pasa nada.


Ambas señoras inician su nueva vida en compañía de desconocidos y para colmo había negros de por medio, horror como si todos no  lleváramos el negro detrás de la oreja ja ja ja  y nada mejor que elegir a una señora racista para hacerle sufrir tal penitencia, es que me partía de la risa, esos bailadores de salsa con el machismo metido en casa y las chicas a su aire, a dormir hasta las tantas y de cultura española, nada de nada. 

Me quedé esperando la aparición del mojito cubano,   bebida favorita  de  muchos  españoles

La señora española no se mordió la lengua  luego de salir de la tienda de alimentos de los chinos, horror, esta mujer es una detractora de la clase inmigrante, gracias a Dios no la tengo ni en mi pueblo pero por todos lados hay más de lo mismo.  Pobrecita hizo su tortilla española y se la echaron a perder agregándole  guineos maduros entre muchas más cosas que la dejaron asombrada.

Hubo dichos inmejorables, descalificativos, insultos, ofensas, lágrimas y al final ocurrió lo de siempre, que ambas mujeres volvieron felices al encuentro de su familia, pero me ha encantado y felicito a la cadena que produce este programa por la genial idea, ahora quiero ver a  más inmigrantes en el programa, porque de alguna manera se nos va conociendo y puede que nos deje de tener tanta pirria algunos que nos ven como extraterrestres, olvidando que España también fue y sigue siendo un país muy relacionado a la inmigración, a ver si ponen "Españoles por el mundo".

El respeto a las personas incluye sus culturas y procedencia, la adaptación del inmigrante no le exime del derecho a ser respetado.  Vivimos más felices cuando aceptamos a los los demás aplicando el derecho  de unos que comienza justo donde acaba el derecho de los demás.  La armonía no es separatista, todo lo contrario el estado español ha puesto toda su buena voluntad para que todos juntos podamos vivir en armonía en medio de usa sociedad  en favor de la igual  igualdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada