Buscar este blog

domingo, 2 de octubre de 2011

Tarjetas de crédito



Autora    .   Doris Sánchez

Han pasado muchos años pero su manera de pensar y ver las cosas al parecer no habían cambiado nada, le he vuelto a ver ahí justo enfrente del cajero  automático de su banco habitual intentando sacar dinero con  su tarjeta de crédito y  con toda seguridad serían 120 euros, lo que retiraba habitualmente.  Lo que llamó mi atención no era el gesto, era que mis consejos  en años anteriores no le habían servido para nada, que había  sido un hermoso tiempo perdido que igual pude haber invertido en otra persona.

 
Como ex empleada bancaria tengo plena conciencia del alto recargo que se debe pagar cuando se saca dinero efectivo de una tarjeta de crédito, debido a que la concesión de estas más bien es para hacer compras en establecimientos comerciales no para retirar dinero en efectivo, por ello se pagan consecuencias que pocos tienen conciencia del alto porcentaje, y si lo pagas financiado subirá aún más.

 
Las tarjetas de créditos vienen siendo como pequeños créditos que facilitan la llegada a fin de mes de las familias, no son un regalo, es algo por lo que debes responder y cuyo uso debe ser controlado.  Si observan los bancos dan un margen superior al límite establecido, pero te cargan intereses por superarlo.

 


 
Un abanico  irresistible de ofertas  para que adornes tu billetera  y te líes  hasta  el cuello sin nunca poder salir a la superficie.

 
Alguien me comentaba entre risas que su hermana por haberse pasado con tres euros ha tenido que pagar sobre veinte  euros de recargo y se lo creí, no olviden que los bancos están para hacer negocios que nunca van en beneficio del cliente, es su manera se supervivencia, ojo al dato señores o vivirán toda la vida endeudados y eso no es bueno, trabajar para dejarle todo a los bancos no es  aconsejable ni productivo.

 
Analizaba los requisitos de un banco para dar un préstamo sea de la índole que sea,   te piden hasta muestras sanguíneas (por  decir algo extremo) te lo ponen tan difícil que pocos califican  y si intentas dejar dinero a plazo fijo mira los beneficios que percibirás por ello, no compensa para nada.

 
Debemos ser  más astutos y no dejarnos engañar por los trucos publicitarios, saber administrar nuestras finanzas y extender el dinero todo lo posible para no tener que llegar a extremos lamentables. Es una pena que la gente poco se interese en conocer a  fondo las gestiones bancarias, de hacerlo actuarían con más comedimiento.

 
Enlaces relacionados:

http://es.wikipedia.org/wiki/Tarjeta_de_cr%C3%A9dito

http://www.ofertasbancarias.es/foros.php?f=6

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada