Buscar este blog

martes, 18 de octubre de 2011

El peque de la casa





Autora    :   Doris Sánchez




Hará muchos años toda pareja anhelaba la llegada de un hijo que alegrara con su risa cada rincón de la casa, unos abiertamente comentaban su preferencia de sexo, otros no lo tenían tan claro, lo más importante es que venga sano y sea feliz en el entorno familiar, que la vida le trate lo mejor posible y que llegue a ser mayor y tener su propia vida y hermosos recuerdos de su infancia.



con los  problemas de fertilidad ha nacido una versión moderna de paternidad, la inseminación artificial que hoy día permite elegir el sexo, color de la piel y hasta de los ojos si así fuera requerido por los solicitantes, en función del donante.  Para ello presentan a elegir fotos de los donantes de esperma.  Otra posibilidad es la adopción de niños de otros países ya que en España no está contemplada de momento en legalidad.


He visto la alegría de padres adoptivos de niños procedentes de países como China, Japón, África,  Haití y hasta del Caribe.  Padres españoles que por fin hacen realidad el sueño de poder abrazar a un niño en la más tierna intimidad del hogar y escuchar la palabra papá!!  Los que  tenemos hijos sabemos lo mucho que se disfruta de esos momentos, la alegría que transmiten y nos hacen complices hasta de sus rabietas y lloros desconsolados.  




Los niños que no gozan de una buena salud lo llevan con más dificultad y sus familiares también, envío todo mi cariño a los niños del mundo sanos o no tanto, a sus valientes padres que cada día se ponen el uniforme de la capacidad y comprensión para que las horas sean menos largas y más llevaderas.  Es una  experiencia que nadie se debería perder, hace falta que alguien te ensucie ese hermoso traje justo antes de salir a una actividad muy importante, hace falta que esa cosita pequeñita ría ante sus travesuras ante nuestras caras de enfado o asombro, a que no te puedes resitir,  mira esta foto y verás su gran capacidad de enternecer, si pudiera con toda seguridad repetiría, casi mejor espero la llegada de los nietos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada