Buscar este blog

miércoles, 19 de octubre de 2011

El arte de defraudar al Fisco




Autora    :    Doris Sánchez


El Fisco es el conjunto de organismos públicos que se ocupan de la recaudación de impuestos. Cuando se evaden responsabilidades fiscales se está cometiendo un delito contra el Erario, que es el tesoro público.

 
Cuando falsea declaraciones como la Declaración de la Renta y las responsabilidades ante la Seguridad Social puede ser por desconocimiento, por error o por mal sanas intenciones. Cuando un ciudadano maquilla la Declaración de la Renta sabe perfectamente lo que está haciendo, sus objetivos y generalmente piensa que todo le saldrá bien aunque durante los años siguientes se encuentre con una cruda realidad, afrontar las responsabilidades por evasión de impuestos.

 
Cuando una persona trabaja en negro o sea sin contrato, tanto él como su empleador saben que están cometiendo un delito y si encima está cobrando el paro aún es mucho peor. Cuando una persona rechaza ser contratada por la vía correcta y se niega alguna razón de peso tendrá.
Debo decir que cuando ocurre un accidente en el que se encuentra involucrado un trabajador sin contrato, las consecuencias pueden ser lamentables para la empresa contratante.  Esto se repite  mucho en obreros de la construcción que tristemente ha disminuido por la situación económica que vive España,  que hasta ha logrado paralizar obras ya  empezadas.



 
El fisco está ahí y aunque no lo estuviera debería ser respetado por cumplimiento a las normas propias de cualquier país, no se es ni más ni menos inteligente cuando se acorta los caminos para que salgan las cuentas según lo planeamos para nuestro beneficio.

 
No es necesario ni cambiar de ciudad, mucho menos de cambiar el nombre de la empresa cuando  los nombres  de los Administradores siguen siendo los mismos, con  igual  DNI, aunque cambien de banco en un intento de evitar ser perseguidos. Hacienda nunca cambiará ni sus datos ni sus objetivos que siempre serán perseguir a los evasores de impuestos.  Para los que se llaman ser ignorantes o desconocedores de la legislación os digo, que un pensionista jamás podrá desempeñar el cargo de Administrador de ninguna empresa en paralelo con la primera condición, si queda alguna duda revisad por favor la declaración ante notario al intentar aceptar dicha designación que dice lo siguiente " que la persona acepta el cargo por reconocer que carece de otra condición que le impida aceptar tal designación".  Si el anterior administrador ya no está en la empresa  ojo, es la empresa la obligada a darle de baja, o sea que si le pilla la Seguridad Social  que no venga con tonterías alegando que usted no se había dado de alta porque la loba se negaba a darse de baja, para chuparnos el dedo casi mejor un caramelo.

 
En la vida hay que ir dando pasos en firme porque si falseas puedes sufrir más que un esguince, una fractura o rotura total de tobillo o rodilla, igual hasta quedar en silla de ruedas. Aparecer en Google,  y en los Boletines oficiales de todas las comunidades autónomas españolas  por reclamo de adeudos no hace bien a nadie porque está a la vista de todos, más de  los que andan a la caza de infractores o deudores. 

Ir dejando multas de tráfico por toda la geografía nacional no tiene premio pero sí tiene mucho descrédito. Se entera todo el mundo y es buena pista para llegar hasta el paradero de esos irresponsables que piensan que jamás podrán ser localizados al cambiar de ciudad y hasta de país. La informática ha sido el descubrimiento del siglo, guardando el respeto a la telefonía móvil que es otro instrumento de localización.

 
Todo tipo de sanción acarrea  intereses añadidos que a corto plazo  bien pudiera triplicar la cantidad inicial, más tarde o temprano hay que dar la cara y hacer frente a las irresponsabilidades, evita que te pillen los dedos y te dejen con el culo al aire y la vergüenza metida en un saco.  Por favor no busques culpables adicionales recuerda que toda persona mayor de edad que goza de sus facultades físicas y mentales debe asumir en primera persona los hechos que se les imputen. 


Hacienda somos todos, cuando una persona deja de pagar sus impuestos está cargando el peso al erario público y a los contribuyentes que sí cumplen con su responsabilidad fiscal.  Estamos acostumbrados a echar la culpa a los   gobiernos y a los responsables fiscales de las comunidades autónomas pero debemos hacernos la pregunta, Cumplo yo con el pago de mis impuestos??? muchos mejor no responderán porque en este país defraudar al fisco es un arte, un tema para risas y cachondeos, muchos dicen que Hacienda es rica y para qué darles más, Hacienda reclama lo que le pertenece y no hay porqué darle más vueltas, debemos ser honestos y revisar nuestra conciencia, algunos estamos más que preocupados por la situación de precariedad casi rozando la indigencia, los desahucios y la  falta de protección de los más indefensos, España está mal y todos somos más que responsables de su destino, aún podemos decidir qué queremos para este país, tenemos en nuestras manos su destino pero antes, tenemos que cumplir como buenos ciudadanos respetuosos de las leyes y las normas establecidas en la Constitución española.

Verguenza ajena es la que siento por aquellos que se tengan que quitar todas las medallas, cortabas y finos trajes de marca para rendir cuentas ante el fisco por evasión de impuestos, mal ejemplo que dan a sus hijos que tristemente todos ya de pequeño han soñado con ser como papá o mamá, porque son su referente de la perfección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada